El interno que escapó del penal de Rafey el pasado fin de semana y que fuera reapresado en la comunidad haitiana de Juana Méndez, Maiky Ureña Taveras, reveló que habría pagado 100 mil pesos para que se le facilitara la fuga.

Tras su reapresamiento, el joven que cumple una condena a 8 años de reclusión, afirmó que el sub jefe de seguridad del recinto, cuyo nombre no identificó, fue quien presuntamente le facilitó una segueta, un cuchillo y permitió dejar semi-abierta la puerta principal del recinto carcelario para que pudiera escapar.

El interno, condenado por robo agravado, fue trasladado desde Juana Méndez hasta Dajabón, para de ahí ser llevado  a Santiago.  Además, Ureña Taveras, está siendo investigado por la muerte de un vigilante privado en Santiago.

La Policía en Juana Méndez informó que el prófugo, al ser interrogado, supuestamente habría declarado que decidió escapar de la cárcel de Rafey, Santiago, para matar a algunos de los testigos que declararon en su contra en el tribunal y que por cuyos testimonios  fue sentenciado a ocho años de reclusión.

Según informes periodísticoS, por la fuga están detenidos y bajo investigación todos los agentes que estuvieron de turno la madrugada del pasado sábado.

Ureña Taveras fue detenido al penetrar a territorio haitiano de manera ilegal.