París.-Al menos 80 personas resultaron con heridas leves el pasado sábado,  cuando una falsa alarma de atentado en la localidad francesa de Juan-les-Pins, en el sur del país y vecina a Niza, provocó una gran estampida.

El suceso ocurrió hacia las 22.30 hora local (20.30 GMT) cerca del paseo marítimo del municipio, después de que la gente confundiera con un atentado, un sonido fuerte, cuyo origen todavía no se ha determinado.

La detonación, que se cree que pudo proceder de un petardo o un motor, hizo que la gente corriera a resguardarse en restaurantes y cafés cercanos y que volcaran sillas y mesas a su paso.

De acuerdo a la emisora France Bleu, un centenar de bomberos intervino para atender a los ciudadanos y calmar la situación, que se produjo justo un mes después del atentado yihadista en la cercana Niza, en el que murieron 85 personas y más de 400 resultaron heridas.

En su edición digital, la emisora local detalló que la policía estudia las imágenes de las cámaras de videovigilancia e interroga a testigos de lo sucedido, para esclarecer los hechos.

El diario Nice Matin añadió que en un primer momento los heridos fueron atendidos en las terrazas o sillas de los bares, y que después fueron transportados a centros sanitarios de localidades como Cannes, Niza o Antibes.