SANTO DOMINGO, RD.-El ex director de Migración, José Ricardo Taveras, afirmó que de nada servirán los drones y helicópteros llevados a la frontera dominicano-haitiana para perseguir los indocumentados, si no se cuenta con una estructura de internet en la franja fronteriza.

José Ricardo Taveras  explicó que la frontera dominicana con Haití tampoco cuenta con vías de comunicación terrestre adecuadas para perseguir a los haitianos indocumentados que crucen hacia el territorio dominicano.

El ex funcionario agregó que la comunidad internacional está frustrada con Haití, porque las ONG se tragan los recursos que llegan como ayuda para el pueblo haitiano.

“La estructura administrativa de las ong se chupa el presupuesto de esas instituciones. Sus ejecutivos viven como príncipes en Puerto Príncipe, mientras miles de haitianos viven en las casetas que se levantaron tras el terremoto del 2010 y el palacio presidencial se mantiene derrumbado”, expresó Taveras.

Entrevistado en el programa el Poder de la Gente, que se difunde de lunes a viernes de cinco de la tarde a siete de la noche por E N Televisión a través de los canales 31 y 1031 de Claro y 33 y 431 de Altice, José Ricardo Taveras acusó el Ministerio de Defensa y a la Direccion General de Migración de desarrollar una agenda propia con el caso haitiano, que no se corresponde con la agenda del Poder Ejecutivo.

Sostuvo que en República Dominicana no existe la apatridia que alegan organismos internacionales, porque en el caso de los haitianos su constitución los protege de esa condición, y los acuerdos bilaterales entre ambos países establecen los mecanismos para evitar esa situación.

El ex funcionario indicó que el desafío de República Dominicana frente Haití sigue siendo el cumplimiento de la ley de migración y los acuerdos bilaterales.

“Los haitianos con hambre seguirán buscando en República Dominicana la forma de subsistir. Quienes más sienten el problema son los dominicanos que cohabitan con ellos en los sectores donde se establecen esos extranjeros”, apuntó.

Sobre Pedernales, José Ricardo Taveras  afirmó que la gente de esa provincia explotó contra los haitianos, tras cansarse de pedir ayuda a las autoridades para enfrentar el problema migratorio que le afecta.

Dijo que algunos empresarios utilizan compañías en la frontera como mecanismo de evasión de impuestos, mientras otros corren hacia los altares cuando son multados por violar el 80-20 que establece el código laboral con relación a la contratación de mano de obra extranjera.