Mientras estuvo embarazada, la menor del clan Kardashian-Jenner, Kylie Jenner fue muy hermética con su bebé, pero cuando nació la pequeña Stormi, la celebrity no dudó en comenzar a compartir los momentos de su nueva maternidad.

Hasta este lunes, cuando subió una imagen en la que cortaba a la bebé. Cuando un fan hizo el señalamiento de que había cortado la cara de su propia hija, Kylie se tomó la molestia de contestarle: “Sí, corté a mi bebé. No compartiré imágenes de mi nena por ahora”.

Momentos después, todas las fotos en las que aparecía el rostro de Stormi fueron eliminadas.

De acuerdo con una fuente y el diario The Sun, la mamá primeriza se encuentra aterrorizada después de recibir amenazas de secuestro.

Además, ha redoblado sus medidas de seguridad y ya casi no hace apariciones con su hija en público.