15 de Diciembre, 2018
Por:  - lunes 17 septiembre, 2018

Hipólito Mejía afirma "PLD es el partido más corrupto que ha tenido el país"

SANTIAGO. El expresidente Hipólito Mejía afirmó que las condiciones están dadas para sacar al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) del poder por ser “el partido más corrupto” que ha tenido el país en los últimos tiempos.

El aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM) tras hacer el planteamiento, dijo que en la actualidad el país está “endeudado por los cuatro costados, y los peledeistas con sus bolsillos llenos del dinero del pueblo”.

En una reunión con su equipo político de Santiago, Mejía afirmó: “Es que ya el pueblo no aguanta más corrupción y robo, por lo que entiendo que nosotros estamos preparados para sacar a los peledeístas del poder en las próximas elecciones, y estos no saben la suerte que correrán, ya que se han hecho ricos a costa del robo del dinero del pueblo”.

Dijo que el país amerita un poder judicial independiente, que escuche e interprete el clamor de justicia de la sociedad y que garantice los derechos de todos en la nación.

Sobre los conflictos de la dirección partidaria en Santiago, dijo que ya el problema del PRM está resuelto, debido a que las altas instancias del principal partido de oposición determinó que la licenciada Amarilis Barét es la presidenta de la organización política en esa provincia.

“Yo aprovecho esta tribuna para llamar a los compañeros que están con mi amigo y hermano Luis Abinader a respetar la decisión de las altas instancias del PRM”, precisó Mejía.

El ex mandatario participó en el concierto amenizado por el popular intérprete dominicano, Héctor Acosta, El Torito, realizado la noche del sábado en el Monumento a los Héroes de la Restauración.

El expresidente Mejía habló en un encuentro donde participaron cientos de sus seguidores y dirigentes del Proyecto H20, así como los dirigentes de las diferentes regiones, quienes reiteraron su apoyo para que este sea el próximo presidente de la República, luego de ganar la convención perremeista.