12 de Diciembre, 2018
Por:  - viernes 21 septiembre, 2018

César Medina : El Periodista que sabía hacer preguntas

La vida es simplemente el pequeño espacio que tenemos los seres humanos entre el nacimiento y la inmortalidad, esto para los que creemos en nuestra trascendencia mas allá de los pocos años que Dios nos provee para interactuar con nuestros semejantes e intentar dejar algún tipo de legado de nuestro paso por la tierra.

En el caso del comunicador y diplomático Cesar Medina, quien nos dejo físicamente en el día de ayer, lo podríamos definir como una persona que aprovechó su espacio vital para vivir intensamente y dejar una huella en el lugar donde le tocó nacer, pues a los que vivimos la época en que dominó absolutamente las mañanas dominicanas nos será imposible olvidarlo.

Una vez le preguntaron al periodista más polémico de la Argentina, Jorge Lanata, su definición de lo que era un periodista, este dijo: ¨pues para mi es una persona que sabe hacer preguntas¨, si esto es así, y nosotros lo creemos, César Medina por su facilidad de hacer la pregunta adecuada en el momento adecuado, con un estilo incisivo e inteligente, fue simplemente eso: un periodista.

En el caso nuestro que nos escogió por voluntad propia para ser invitado a sus programas, sin haber tenido en ese momento el nombre o el aval que se suponía debíamos poseer para participar en el espacio más visto de la televisión local, recordamos perfectamente como las pulsaciones nos aumentaban cuando había que enfrentarse a Don Cesar a recibir su andanada de preguntas.

Cesar Medina sin dudas fue la persona creadora del estilo de hasta el día de hoy domina la poca televisión decente que queda en la República Dominicana, inquisidor y atrevido con las preguntas pero además polémico y controversial, que se supone son características de todo buen periodista; es un oficio que está diseñado para la confrontación y el cuestionamiento.

Pero además una excelente persona con sus amigos, por lo que las muestras de afecto y dolor por su partida en quienes lo conocimos y lo tratamos, son notorias desde que se conoció en el día de ayer la noticia de su muerte. Simplemente, se fue un gran ser humano, exquisito profesional y voz responsable del periodismo dominicano; una actividad donde el éxito se mide por la trascendencia y la capacidad de cuestionar, y en eso Don César era todo un maestro.

Descanse en paz Don César Medina, nuestro cariño a Oscar, Mayra y Taina, amigos entrañables y solidarios en las buenas, pero sobre todo, en las malas. Nuestra solidaridad con ellos por la pérdida del tronco familiar, y a sus demás hijos y nietos, nuestro más sentido pésame.