• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
15 de Mayo, 2020
Por:  - sábado 15 diciembre, 2018

En 45 años del PLD la unidad “en juego” por el control del Partido y del país

República Dominicana.-Este sábado se cumplen 45 años de fundación del Partido de la Liberación Dominicana, organización calificada por su líder creador, el profesor Juan Bosch, como “Un Partido Nuevo en América”, el cual tendría la misión de completar la obra iniciada por el Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte.

El Partido de la Liberación Dominicana, fundado por Bosch, luego que renunciara como presidente del Revolucionario Dominicano, el cual también había fundado 34 años antes, se ganó la buena fama como fuerza política organizada y bien disciplinada…A pesar de esto, el PLD se ha visto históricamente afectado por varios fraccionamientos al calor de disputas internas.

El primero fue en 1978, con la renuncia de su secretario general, Tonito Abreu, y un grupo de connotados dirigentes, entre ellos Franklin Almeida y Euclides Gutiérrez Felix, quienes tiempo después regresaron al redil peledeista. Posteriormente, en el año 1984, el entonces secretario general del PLD y exvicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, tuvo que abandonar el cargo y salir de la organización junto a un grupo de sus correligionarios, en un enconado enfrentamiento con el grupo que desde entonces empezó a controlar las estructuras internas de ese partido.

La última confrontación dentro de las filas del Partido Morado se produjo a principios de los 90, teniendo como consecuencia la renuncia de cuatro importantes dirigentes miembros de su Comité Político y posteriormente altos funcionarios de los gobiernos  que encabezó el doctor Leonel Fernández.

La conmemoración de un nuevo aniversario encuentra al Partido de la Liberación Dominicana dirigiendo los destinos del país por quinta vez; mayoría en el Congreso e inmerso en un proceso de cambios y transformaciones políticas y sociales, pero también el 45 aniversario llega momentos en que algunas diferencias forman la barrera entre unos que otros dirigentes, que responden a las tendencias Danilista y Leonelista.

A 45 años de su fundación, el PLD se exhibe como la principal fuerza política, pero en su seno se libra una intensa lucha por la candidatura presidencial para las elecciones del 2020 y, una apreciable corriente interna que aboga por la reelección del presidente Medina, lo que a decir de algunos analistas podría generar en el fraccionamiento del Partido Morado.

“Lo que está pasando es que hay dos figuras; las principales dos figuras del PLD que tienen una confrontación, porque ambos quieren controlar no solo el Partido, si no también controlar el acceso a la candidatura presidencial del 2020. Entonces, en todos estos años el PLD no ha institucionalizado un mecanismo de sucesión en la elección de la candidatura presidencial y eso está generando conflictos”.

“El PLD no está ahora mismo cerca de nada, sino que está inmerso en su conflicto. En la medida en que pasen los meses, van a tener que acercarse en busca de una salida de un tipo u otro. Cuando eso ocurra, que será en los primeros meses del año próximo, ya va a ser muy tarde para una división, si eso fuera el deseo de alguien; de irse del Partido, porque no tendría mucho tiempo para armar un proyecto electoral alternativo”, reflexiona la politóloga Rosario Espinal.

Agrega que “lo que yo veo en el PLD es una prolongación del conflicto, y una cierta solución en el sentido de que ellos van a tener que elegir a un candidato presidencial, quien sea y a allí pues se verá a quien sale vencedor y quien sale derrotado. Yo creo que eso es lo que va a pasar. Es posible, aunque es más difícil que haya un acuerdo político, ya sea para que uno de los dos se postule, Danilo o Leonel, o que haya un acuerdo para una tercera persona. Los acuerdos son posibles; nunca se pueden descartar, pero lo que yo veo que ha ocurrido en los últimos años y como yo veo que va evolucionando la situación en el PLD, yo no veo que se pinta muy bien la posibilidad de un acuerdo, porque ellos están enfrentados y cuando hay un enfrentamiento, alguien gana y alguien pierde”.

A la candidatura presidencial por el partido fundado hace 45 años por el profesor Juan Bosch, aspiran Carlos Amarante Baret, Reinaldo Pared Pérez, Francisco Domínguez Brito, Temístocles Montás, Manuel Crespo, Maritza Hernández, Andrés Navarro y el expresidente Leonel Fernández, quien en los últimos actos ha sido reiterativo en expresar que el país “necesita un gobierno que haga respetar la Constitución de la República”.

Esto, además de sus consignas “no hay marcha atrás; ante cualquier circunstancia, e´palante que vamos (…) abran paso; abran paso, que vamos pal´Palacio”.

En el caso del presidente Danilo Medina, su posición ha sido esperar a marzo para referirse a la reelección, un tema que apasiona a cercanos colaboradores del mandatario y a funcionarios de un “Gobierno Compartido de Unidad Nacional”, como lo es el perredeista Víctor Gómez Casanova, director de Autoridad Portuaria Dominicana.

“Eso estuvo muy mal; eso fue una imprudencia. Esos actos no son para eso”, habría comentado en el Palacio el presidente Medina sobre los discursos reeleccionistas que pronunciaron Enrique Ramírez Paniagua, director general de Aduanas y, Gómez Casanova, en el “primer palazo” para los trabajos de ampliación del puerto Multimodal Caucedo.

En medio de todo esto, el 45 aniversario del Partido de la Liberación Dominicana está rodeado de un incipiente proceso de reflexión en alta voz, acerca del aparente alejamiento de los principios Boschistas que marcaron origen y crecimiento como partido político diferente.

Otros dirigentes más optimistas aseguran que en sus 45 años el PLD se ha constituido en una verdadera escuela política…Dicen que  ahora es cuando el pueblo y la sociedad empiezan a valorar y a reivindicar la obra política, social, moral, humanista, literaria y patriótica del profesor Juan Bosch.