• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
7 de Agosto, 2020
Por:  - sábado 20 junio, 2020

¿Pánico infundado ó fundamento racional?

Con el inicio de las fases de desescalada nacional, era de esperarse un aumento de los casos confirmados para el COVID 19 como similarmente ha ocurrido en grandes naciones.

Localmente observamos un aumento significativo del número de casos confirmados como también de defunciones en comparación a las semanas anteriores que tuvo como consecuencia no poder pasar a la tercera fase de desescalada en la República Dominicana.

Algunas observaciones de colegas en el sector salud sugieren un aumento de casos por un aumento en las pruebas realizadas y la evidente apertura parcial de la economía; otros sectores han sugerido que esos casos siempre han estado ahí y que la diferencia radica en que se están haciendo mayor cantidad de pruebas de detección.

En una entrevista del día de ayer, el Ministro de Salud Rafael Sánchez Cárdenas ofreció una rueda de prensa en donde informó a la nación de un “Estado de Epidemia Nacional”.

En nuestro día a día, observamos un incremento exponencial de casos sospechosos y confirmados. Existe una alta demanda de realización de pruebas y los pacientes encuentran al momento de solicitarlas una larga lista de espera, en algunos laboratorios para la segunda semana de julio (en 4 semanas).

En tal sentido, de manera preventiva entendemos prudente en este momento mas que nunca, que la población se acoja a las medidas nacionales e internacionales dispuestas por las autoridades.

Tomar en consideración que con el aumento de casos también existe un aumento de exposición y de riesgo de contagio por cada individuo que esté circulando sin la debida protección.

En vez de iniciar un pánico colectivo, les propongo colectivamente ocuparnos de lo que sí depende de nosotros. Es importante resaltar que empoderarnos depende de cada uno de nosotros. Educarnos y seguir las normas depende de nosotros y al día de hoy, de ello depende también mantenernos en salud.

El aumento de casos es una realidad y contrario a lo que parecería racional, un porcentaje elevado de la población ha relajado las medidas de prevención indicadas.  Es una realidad también que desde ayer varios centros médicos nacionales emitieron comunicados oficiales que están al tope de su capacidad.

Como miembro del sector salud, el temido y nunca visto colapso del sistema sanitario es lo que necesitamos prevenir y eso no lo lograrán los altos funcionarios individualmente. Necesitan de la cooperación de toda la nación.

No ver replicado en nuestro sistema lo que hemos visto en otros continentes con colapsos sanitarios, carencia de personal asistencial y Dios libre, el tener que elegir entre un paciente u otro para cederle un equipo de ventilación es lo que necesitamos prevenir.

Cierto es que muchos nos contagiaremos y enfermaremos en esta vuelta, pero la idea, es que no nos enfermemos todos al mismo tiempo.

Para las medidas preventivas ante el COVID 19, les invito a revisar nuestros artículos anteriores publicados. Algo de interés para resaltar hoy como último mensaje, las pruebas de PCR para COVID 19 o las pruebas de inmunoglobulinas no son las únicas formas de diagnosticar la enfermedad, más si confirmarlas. Existen métodos de imágenes que ante la carencia o tardanza en la realización de pruebas nos permiten hacer diagnósticos a tiempo. En tal sentido, si está presentando síntomas o un caso confirmado en su residencia, contacte de inmediato a su medico de cabecera quien sin dudas le asistirá de inmediato.