• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
22 de Junio, 2021
Por:  - martes 11 mayo, 2021

¿Y esto es radio?

En alguna ocasión, el veterano periodista Álvaro Arvelo, se hacía esta pregunta, cuando en una transmisión radial notaba faltas elementales en las características del manejo del medio: un silencio, vacío o bache…varios interlocutores hablando al mismo tiempo… un hablante que no se identifica al público en intervalos breves…deficiente coordinación de los segmentos del programa….  Tomo la inquietud del comunicador con relación a la radio, pero igual se pudiera decir: ¿Y esto es televisión? o ¿Y esto es prensa?

Los comunicadores con estudios académicos en el área, manejamos nociones generales en relación con que cada medio de información prensa, tv, radio… presenta características específicas para su funcionamiento. Estas características han de ser tomadas en cuenta a la hora de pretender sacar el mejor provecho comunicacional a dicho medio.

La radio es esencialmente sonido. La televisión es esencialmente imagen. La prensa es esencialmente discurso escrito. Cada medio presenta sus características. Estas son tan importantes que animó a un comunicólogo a afirmar “el medio es el mensaje”.

En la radio, se corre el riesgo de que quien sintoniza, no sepa quién está hablando, ni con relación a qué. Por esta razón, quien dirige el espacio radial, debe ofrecer, en breves intervalos, estas informaciones al oyente. Algo así como: EN SU EMISORA TAL, ESTAMOS CONVERSANDO CON…EN RELACION CON… Y con esto, de ser necesario, se motiva la importancia de dicha alocución, y hasta se invita al radioescucha mantener la sintonía para escuchar otras intervenciones o programas importantes… En general la fortaleza de la radio es el sonido: música, palabras, ruidos, efectos sonoros constituyen el soporte del mensaje.

Pasa en la radio y en la televisión, que uno se pasa períodos de tiempo relativamente extensos y no logra enterarse de quien habla. Al parecer, o los coordinadores de los espacios entiende que todo el mundo debe identificar por la voz (en el caso de la radio), o por su apariencia personal (en el caso de la tv), a los invitados a cada programa.

En la prensa, por ejemplo, en ocasiones faltan elementos importantes en la información. Me encuentro con informaciones como la reseña de un artista que ofrecerá un concierto y no aparecen detalles tan importantes como día, hora y precio de entradas. O en la prensa informaciones noticiosas que no incluyen referencias de acontecimientos anteriores que   aportan elementos de sentido a la información de que se trate, como: SE RECUERDA QUE ESTE FUNCIONARIO FUE SOMETIDO A LA JUSTICIA POR CARGOS SIMILARES EN FECHA TAL, OCASIÓN EN LA QUE FUE ABSUELTO.

El asunto se resuelve fácil; un cintillo en la televisión; una oportuna intervención del conductor, en la radio; en la prensa, ponerse en lugar del lector, a quien un antecedente o trasfondo de la información, (background), le puede ayudar a comprender mejor.

Con esto basta. Los teleaudientes, los radioescuchas, los lectores, les estaremos agradecidos.

En otro sentido, en algún momento habrá que abordar la tendencia presente en los medios de utilizar palabras descompuestas, expresiones soeces, o representar espectáculos de mal gusto por llamar la atención o conectar con públicos que puedan interesarse en esas deformaciones de la responsabilidad de comunicar.

Clamo para que los medios de información nos faciliten enterarnos mejor

[email protected]