Logo Proceso.com.do
Jueves, 26 de Mayo, 2022

Hoy inicia la Semana Santa con el Domingo de Ramos

Santo Domingo.– Hoy inicia la Semana Santa con el Domingo de Ramos, la tradición de la iglesia Católica en la que, con las palmas y los ramos alzados, se proclama a Jesús como Rey de Cielos y Tierra.

Es este día que el evangelio, extraído del capítulo 22 de San Lucas y posiblemente el más largo de todo el ciclo litúrgico, recuerda la pasión y muerte de Jesús.

La tradición de la iglesia del país y el resto del mundo es iniciar el día con la bendición de los ramos, los cuales serán más adelante quemados para la imposición de cenizas del Miércoles de Cenizas del próximo año, y luego realizar una procesión por la zona de las parroquias, junto con Jesús Sacramentado en algunos casos, y culminar con la acostumbrada eucaristía de los domingos.

Origen

El Domingo de Ramos conmemora lo descrito en los evangelios, la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, aclamado triunfalmente por una multitud como el Mesías. Jesús iba montado en un asno y sus seguidores lo recibieron al grito de “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!”.

La eucaristía de este día tiene dos momentos importantes. Por un lado, la procesión por el camino de los olivos y las palmas y, por otro, la lectura de la palabra de Dios, que evoca la Pasión del Señor, recogida en el evangelio de San Mateo.

Las palmas

La procesión de las palmas es característica en este día porque cuando Jesús entró a Jerusalén, la gente le aplaudió con palmas en las manos. Este objeto era símbolo de fecundidad y riqueza para el pueblo judío y se podía utilizar para hacer pan y miel.

La palma es bendecida por el sacerdote y colocada en un lugar privilegiado durante toda la Semana Santa. Cuando acaba, se quema en la iglesia y se utiliza la ceniza en el Miércoles de Ceniza del año siguiente. Además de con palmas, a Jesús también lo recibieron con ramas de olivo, que era un símbolo de la paz.

El rojo

Al celebrarse la Pasión del Señor, el color de la liturgia es el rojo, pues se trata del momento en el que los cristianos proclamaron a Jesús como el símbolo fundamental de sus vidas.

La procesión de las palmas es característica en este día porque cuando Jesús entró a Jerusalén, la gente le aplaudió con palmas en las manos. Este objeto era símbolo de fecundidad y riqueza para el pueblo judío y se podía utilizar para hacer pan y miel.

La palma es bendecida por el sacerdote y colocada en un lugar privilegiado durante toda la Semana Santa. Cuando acaba, se quema en la iglesia y se utiliza la ceniza en el Miércoles de Ceniza del año siguiente. Además de con palmas, a Jesús también lo recibieron con ramas de olivo, que era un símbolo de la paz.

En nombre de este medio, PROCESO, hacemos un llamado a a prudencia: si va a conducir hazlo con cautela y evita consumir alcohol. Que esta semana sea para reflexionar y compartir en familia.

Subscribete a nustro canal de YouTube