Logo Proceso.com.do
Viernes, 9 de Diciembre, 2022

A dónde van los desaparecidos? “Uno se cae, pero mantiene la esperanza en Dios, porque en la Policía la esperanza está muerta”

El drama de las familias que con impotencia e indignación, en medio de la incertidumbre y la tristeza, esperan a quien quizás no regresará jamás.

República Dominicana.-Si devolver el tiempo dependiera de la decisión de cada persona, Ana Luisa Guzmán regresaría al martes 17 de agosto del 2021, cuando compartió con su hijo por última vez.

“El me dijo yo vengo de una vez, ´guárdeme comida que yo vengo de una vez´…esta es la hora que no ha llegado”, expresa Ana Luisa Guzmán, madre de Erick Daniel Guzmán Cordero, de quien nada se sabe, desde que salió de su vivienda el 17 de agosto del año 2021.

Erick, un joven que a sus 23 años ya emprendía con éxito como prestamista, salió de su casa después de recibir una llamada, dice su madre, que de alguien de su confianza.

“El salió muy contento…esta es la hora que no ha regresado a su casa”

Pero, aunque tenía la intención de volver de inmediato, Erick no regreso, dejando inconclusa la comida que previo a salir preparaba con su abuela.

“Estaba en la cocina con su abuela cocinando, y recibió esa llamada de que le iban a pagar un dinero”, agrega el abuelo de Erick, Alcibíades Guzmán.

Conforme avanzaban las horas de aquel martes 17 de agosto, su retraso en llegar preocupaba a sus familiares. Fue entonces cuando acudieron a buscar con las autoridades la repuesta que un año y dos meses después de su desaparición, no han recibido.

“El coronel Gómez, del Departamento de Desaparecidos de la Policía Nacional, vino a  buscar su computadora, junto con el teniente Madé, des destacamento de Las Caobas y esta es la hora que no me han dado detalles de la investigación. El vocero de la PN dijo que tienen en su poder el disco duro del  contenido de la lapto de mi hijo y que esta en manos del Ministerio Público”, dice Ana Luisa, una madre atribulada que aún espera la llegada de su hijo.

Aún en medio de la investigación que dicen las autoridades llevan sobre el caso, catorce meses después de que Erick Daniel salió con la intención de regresar de inmediato, hay más preguntas que respuestas.

“Solo le han dicho “que están trabajando en el caso…a un año y dos meses”.

El joven, que compartió en las aulas universitarias con hijos de políticos y empresarios, era prestamista…Cabe preguntarse qué ha pasado en el proceso de la investigación con sus deudores?…qué ha arrojado el contenido de su computadora, requerida por la Policía Nacional y el Ministerio Público como pieza clave para dar con su paradero?…Pero, quién podría estar detrás de la desaparición de Erick…?

“Fue uno de sus deudores, como él era prestamista… A él le debía dinero Ángel Chifino, que estudió con él en la universidad, hijo de los restaurantes Galdes; le debe medio millón de pesos. Le debe Ye Grullón, hijo de la Granja Sebastián, Huevo Agrimensor, que estudió también con él en la universidad APEC”, detalla la madre de Erick.

“Le entregaron la computadora en blanco, donde tenía toda la información de su negocio de prestamista”, agrega en la conversación Alcibíades, abuelo de Erick Cordero Guzmán.

Con la falta de respuesta sobre el paradero de Erick Daniel Cordero Guzmán, cuando ha transcurrido más de un año de su desaparición, se abre espacio a la especulación, sobre todo entre sus parientes, acostumbrados a ver como la impunidad oculta apellidos y jerarquía.

“Como veo que cuando hay investigaciones así y la Policía no da detalles de la investigación, es porque hay un organismo del estado o un político y con esa persona él se relacionaba. También le debe dinero Miguel de Marquesito…“El regidor de San Cristóbal me dijo que Miguel de Marquesito le debía mucho dinero a él. También él estudió con el hijo de César El Abusador, no sé como se llama él; el hijo de Radhamés Camacho, estudió también con él.  Estudió también con el hijo del general Zorrilla Ozuna, Junior Zorrilla; también estudió con el hijo del general Polanco Gómez”…“Creo que en esas manos está el caso de él, porque cuando hay un organismo del Estado o un político es que la Policía y abogados no dan detalles de la investigación”, dice Ana Luisa Guzmán.

No con una intención acusadora sobre todos los mencionados, pero la incertidumbre y desesperación se han combinado con la indignación de la Familia Cordero Guzmán, que ve con desesperanza el resultado de un proceso que hasta con porcentaje se dijo estaba resuelto.

“Nos sentimos impotentes…siempre están que están trabajando. Después que le habían dicho que tenían 85% de la investigación que nunca me la dijeron y el 15 se lo tragaron. No sé si fue que encontraron un peje más grande que ellos, de su misma agua, o que fue que pasó. También mi hijo era muy amigo del diputado de San Cristóbal, Eddy Montás… Aun con las pruebas que tienen, un celular Iphone, un reloj inteligente y la computadora de mi hijo, no han dicho nada. Solo estamos trabajando y ya el caso tiene un año y dos meses", agrega la madre de Erick.

Erick Daniel Cordero Guzmán figura en la lista de esas personas que un día salieron de sus casas y, sin que nadie sepa razones, desaparecieron y nunca más regresaron, aunque sus parientes y allegados se resisten a la idea de no volver a verlas.

“El caso mío es un caso fuerte…es una incertidumbre que uno vive, que uno siempre está esperando esa persona que llegue… Mantengo la esperanza de que él esté por ahí…que aparezca en cualquier momento. Uno se cae, pero uno mantiene la esperanza en Dios, porque en la Policía la esperanza está muerta…”

“Le digo a Dios que quisiera despertar de esta pesadilla…cinco meses de …impotencia”, manifiesta Yokasta Díaz, Madre de otro joven desaparecido. Yokasta igual que otras madres, vive en incertidumbre e indignada por la poca diligencia de las autoridades.

Alerta Amber

Desde hace varios años, después de la desaparición en mayo del 1994, del profesor Narciso González y otros casos por su naturaleza considerados aislados, la desaparición de personas en República Dominicana se ha convertido en un problema social…El Departamento de Desaparecidos de la Policía Nacional registra, del 2017 al 2021, 652 casos de personas desaparecidas, siendo el 2021 el de mayor número, con 160 casos reportados. En la búsqueda de solución a lo que para las familias representa un grave problema, la falta de recursos y la insuficiencia de personal, nada aporta. 

“Este proyecto busca eficientizar los recursos del Estado en la búsqueda y recuperación de personas desaparecidas…actualmente la Policía tiene una unidad que no tiene los recursos suficientes…que se requieren”.

En medio del clamor de los parientes de esas personas que se perdieron en el camino, el legislador oficialista Orlando Jorge Villegas ha sometido ante el Congreso el proyecto de Ley “Alerta Amber”, con el que intenta reforzar el protocolo de respuesta entre las instituciones, para dar ayuda a las personas vulnerables en situación de desaparición.

“Con la brigada de alerta Amber que propone nuestro proyecto de ley, vamos a unir esfuerzas de instituciones…para activar en la búsqueda y recuperación de personas desaparecidas”, destaca Jorge Villegas.

Otros desaparecidos

Sin embargo, el proyecto del diputado difícil alerte sobre el paradero de Erick, de Carlos Andrés, de Jorge Núñez, de Anauris Castillo, Alexander Sang, Adrian Madera, Mariano Agramonte, Jesús Cuevas y de otros tantas personas, en su mayoría jóvenes, reportadas desaparecidas luego de acogerse sus familiares a un protocolo que establece 48 horas después de haberse perdido camino a su casa, lugar de trabajo o centro de estudio.

“Hay demasiados protocolos”, se queja Xiomara Peña, madre de otro joven desaparecido.

Ante la falta de respuesta, la desesperación se apodera de las familias que han “perdido” a uno de sus miembros.

“Yo quiero una respuesta…donde está mi hijo…”. Quien así grita es Raysa Javier, madre de uno de los jóvenes reportados como desaparecidos.

Ana Luisa Guzmán, madre del desaparecido Erick, deja todo en manos de Dios, confiada en que “de la justicia divina nadie se escapa. Al jefe de la Policía y al presidente de la República, que presten mayor atención”.

Esperando un milagro, son muchas las familias que en República Dominicana confían en que alguien les dirá que ha visto a su hijo, le confirmará donde fue vista por última vez su hermana…su hermano…su padre, su madre o su amigo; esas familias esperan que alguien les diga a dónde van los desaparecidos…Tristemente hay que decir que algunos ya no regresarán, porque como Yailin (cuyo cuerpo fue hallado descuartizado, enterrado en Elías Piña) y Jesús Cuevas (hallado su cuerpo dentro de un tanque, en una casa que supuestamente visitaba con frecuencia) murieron en el intento de sus parientes por recuperarlos antes que fuera demasiado tarde.

Subscribete a nustro canal de YouTube