Logo Proceso.com.do
Domingo, 29 de Enero, 2023

Algunos ucranianos cambian la Navidad para alejarse de Rusia

AP.– Los ucranianos suelen celebrar la Navidad el 7 de enero, al igual que los rusos. Pero este año no, o al menos no todos.

Algunos ucranianos ortodoxos han decidido celebrar la Navidad el 25 de diciembre, como muchos cristianos en todo el mundo. Sí, esto tiene que ver con la guerra, y sí, tienen la bendición de su iglesia local.

La idea de conmemorar el nacimiento de Jesús en diciembre se consideraba radical en Ucrania hasta ahora, pero la invasión rusa cambió la opinión y el sentimiento de muchos.

La cúpula de la Iglesia ortodoxa de Ucrania, que no está alineada con la Iglesia rusa y es una de las dos ramas de la iglesia ortodoxa en el país, accedió en octubre a permitir a los fieles celebrarlo el 25 de diciembre.

La elección de fechas tiene claras connotaciones políticas y religiosas, en un país con dos iglesias ortodoxas rivales y donde pequeñas revisiones de los ritos pueden conllevar una fuerte carga simbólica en la guerra cultural que se libra en paralelo a las batallas.

Para algunas personas, cambiar la fecha supone una separación de Rusia, su cultura y su religión. En un pueblo a las afueras de Kiev, la gente votó hace poco a favor de adelantar sus celebraciones navideñas.

“Lo que comenzó el 24 de febrero, la invasión de plena escala, es una llamada de atención y un entendimiento de que ya no podemos seguir formando parte del mundo ruso”, dijo Olena Paliy, 33 años y residente en Bobrytsia.

La Iglesia ortodoxa rusa, que reclama la autoridad sobre los ortodoxos en Ucrania, y otras iglesias ortodoxas orientales siguen utilizan el antiguo calendario juliano. En ese calendario, la Navidad cae 13 días después que en el calendario gregoriano empleado por la mayoría de iglesias y grupos seculares, es decir, el 7 de enero.

La Iglesia católica adoptó por primera vez el calendario gregoriano, más moderno y preciso desde el punto de vista astronómico, en el siglo XVI. Los protestantes y algunas iglesias ortodoxas han alineado también sus calendarios para calcular la fecha de la Navidad.

El Sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania decretó en octubre que los rectores de iglesias locales podían elegir la fecha junto con sus comunidades y señaló que la decisión seguía a años de conversaciones, pero también era resultado de las circunstancias de la guerra.

Le invitamos a leer: Estados Unidos: Millones de personas se cobijan de una enorme tormenta

Para algunas personas, cambiar la fecha supone una separación de Rusia, su cultura y su religión. En un pueblo a las afueras de Kiev, la gente votó hace poco a favor de adelantar sus celebraciones navideñas.

“Lo que comenzó el 24 de febrero, la invasión de plena escala, es una llamada de atención y un entendimiento de que ya no podemos seguir formando parte del mundo ruso”, dijo Olena Paliy, 33 años y residente en Bobrytsia.

La Iglesia ortodoxa rusa, que reclama la autoridad sobre los ortodoxos en Ucrania, y otras iglesias ortodoxas orientales siguen utilizan el antiguo calendario juliano. En ese calendario, la Navidad cae 13 días después que en el calendario gregoriano empleado por la mayoría de iglesias y grupos seculares, es decir, el 7 de enero.

La Iglesia católica adoptó por primera vez el calendario gregoriano, más moderno y preciso desde el punto de vista astronómico, en el siglo XVI. Los protestantes y algunas iglesias ortodoxas han alineado también sus calendarios para calcular la fecha de la Navidad.

El Sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania decretó en octubre que los rectores de iglesias locales podían elegir la fecha junto con sus comunidades y señaló que la decisión seguía a años de conversaciones, pero también era resultado de las circunstancias de la guerra.

En 2019, el patriarca ecuménico Bartolomé, el líder espiritual de la Iglesia ortodoxa oriental, concedió independencia total, o autocefalia, a la Iglesia ortodoxa de Ucrania. Los ucranianos que apoyaban el reconocimiento de una iglesia nacional a la par con la independencia política de Ucrania de la antigua Unión Soviética buscaban esa autorización desde hacía mucho.

La Iglesia ortodoxa rusa y su líder, el patriarca Cirilo, protestaron con dureza la decisión y dijeron que Ucrania no estaba bajo jurisdicción de Bartolomé.

La otra gran rama ortodoxa en el país, la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, se mantuvo leal a Moscú hasta que estalló la guerra. Declaró su independencia en mayo, aunque permanece bajo escrutinio del gobierno. Esa iglesia celebraba tradicionalmente la Navidad el 7 de enero.

Subscribete a nustro canal de YouTube