La viuda del recién fallecido merenguero dominicano, Benny Sadel, Ana Rosa Jiminián, criticó este lunes que las autoridades dominicanas quieran ahora que se traslade el cuerpo del artista al país, cuando en su momento, según aseguró,  el cantante no recibió el apoyo que necesitaba.

Visiblemente molesta la señora narró que Cuando Benny iba a Santo Domingo grabó muchísimos discos, que están en su casa engavetados, porque según ella, el artista tocó tantas puertas y nadie le dio la mano, nadie, sabiendo que era la mejor voz, no lo ayudaron.

Sostuvo que Enmanuel González González, nombre de pila del artista, viajaba a Estado Unidos para poder sobrevivir, “porque en Santo Domingo no le daban la oportunidad de que él trabajara”.

Visiblemente dolida, cuestionó al ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, quien alegadamente tendrá a su cargo los honores que se le rendirán a Benny Sadel en el país.

Acusó al funcionario de no contratarlo para la realización de fiestas  cuando el merenguero venía al país.  

Dijo que incluso cuando se realizaba el Soberano nunca le mandaron una invitación, nunca lo invitaron, nunca, para nada, tras asegurar que a Benny nunca lo tomaron en cuenta.

Explicó que el merenguero fue un guerrero porque tocaba puertas tras puertas y no se las abrían, por eso era que ella quería que se enterrara allá.

Indicó que otra de las razones por la que ella quería que los restos de Benny Sadel fueran sepultados en Nueva Jersey era porque allá están sus hijos, hermanos, primos y tíos.

“Lamentablemente, la familia decidió que lo enterraran allá, yo les dije a ellos que para qué, porque qué iba a buscar Benny para allá, nada. Porque le van a hacer un homenaje grande, grandísimo”, se quejó Jiminián en una entrevista concedida a Noticias Ahora, de NCDN, canal 37, en la funeraria donde son expuesto los restos del artista criollo en Nueva Jersey.

La disputa por donde serían enterrados los restos del merenguero duró más de 24 horas. Algunos parientes Benny Sadel, quien murió de cáncer, querían que fuera sepultado en Nueva Jersey y otros en la República Dominicana.

Finalmente dicidieron sepultarlo en en su país de origen.