Tras el inicio de la investigación por parte del departamento de Inspectoría de la Procuraduría General de la República, en torno al caso que se le sigue al  fiscal adjunto Isidro Vásquez, quien está acusado por uno de los implicados en la quiebra del Banco Peravia de recibir cien mil de 250 mil dólares que le entregaría para que le gestionara un abogado, el Consejo Superior del Ministerio Público dispuso la suspensión sin disfrute de sueldo del imputado.

El Consejo, presidido por el procurador general de la República Francisco Domínguez Brito, adoptó la decisión luego de que el Departamento de Inspectoría iniciara la investigación.

El imputado Nelson Cabral, durante el conocimiento de una solicitud de revisión de la medida de coerción, acusó a Vásquez del Departamento de Casos Mayores de prometer que le conseguiría un abogado que asumiera su defensa, cosa que no hizo.

Sin embargo, Vásquez niega la versión, alegando que eso es una artimaña del imputado en virtud de que él es el fiscal acusador en este caso.

La fiscal Yeni Berenice Reynoso tan pronto se enteró de la denuncia remitió a la Procuraduría General de la República el caso para que fuera investigado por el Departamento de Inspectoría y de Asuntos Internos del Ministerio Público.

Se recuerda que Nelson Cabral guarda prisión preventiva luego que el juez de Atención Permanente del Distrito Nacional  le dictara medida de coerción, junto a otros ejecutivos de la entidad bancaria.