República Dominicana.-El presidente la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción –Fenatrano-, Juan Hubieres, depositó este lunes una solicitud formal en el Palacio de la Policía Nacional, para que se investigue el incendio de 13 autobuses de una de las rutas de esa organización.

Hubieres le resta importancia al informe que rindió el Cuerpo de Bomberos, que atribuye el fuego a un cortocircuito.

Para el también diputado, el incendio fue obra de sectores vinculados al gobierno y de “los sicarios que están presos”, en referencia al regidor de Pedro Brand, Erinson de los Santos Solís, y al presidente de la Unión Nacional de Transportistas Afines (Unatrafin), Arsenio Quevedo.

Dice el empresario del transporte que la teoría de los bomberos carece de base científica y técnica, y afirmó que tienen testigos de que el incendio fue provocado, tal y como dijo confirman pruebas certificadas por tres laboratorios diferentes.

Agregó que de los 13 autobuses incendiados ocho quedaron destruidos definitivamente y, que dejan una pérdida de aproximadamente 12 millones de pesos.

“No vamos a permitir que nuestros compañeros y compañeras por esta acción terrorista de incendiarle sus minibuses pasen hambre y trabajo, ya que es su medio de sustento de ellos y sus familiares. Esos propietarios afectados no quieren robar ni pedir y cada unida de esa le permite subsistir, mientras que las autoridades permiten que una banda criminal sigua cometiendo asesinatos y todas las fechorías sin límites”, dijo Hubieres.