Las aguas del rio Yuboa en Bonao, pusieron fin a la vida de un niño de tres años que visitó el lugar para disfrutar de un baño, acompañado de su madre.

El fallecido fue identificado como Aldrenny Pozo Reinoso, quien residía junto a su madre Adrianna Reinoso Fernández, de 27 años, en el barrio Palmarito.

De acuerdo al informe ofrecido por el médico legista actuante en el caso, el menor murió a causa de asfixia por inmersión.

El rio donde perdió la vida Reinoso está ubicado en el sector Guayabito, de la referida localidad según reveló la madre de éste, quien declaró que cuando llegaron al lugar, ella se sentó a la orilla del río desde donde lo observaba y que en un momento de descuido se le perdió de vista.

Dijo que inmediatamente comenzaron a buscarlo con otras personas, encontrándolo a varios metros tirado dentro del agua, por lo que procedieron llevarlo a un centro clínico de la ciudad, pero ya estaba muerto.

El cadáver del menor fue entregado a sus familiares para los fines correspondientes.