Ha ganado partidos en campeonatos de Grand Slam. Suma tres años dentro del exclusivo grupo de los mejores 100 jugadores del mundo. El país le debe el vertiginoso ascenso a escala mundial en la Copa Davis, el campeonato de naciones más importante. Víctor Estrella no tiene nada que perder o a quien temer en los Juegos Olímpicos.

“Estoy preparado para lo que venga”, dijo Estrella, consciente de lo complicado que será un cuadro en donde solo 64 jugadores tienen inscritos sus nombres. El campeonato olímpico de tenis suele ser tan o más dificultoso que un Grand Slam o una Copa Master. Todos quieren asistir porque se trata de una oportunidad que solo se presenta cada cuatro años.

El actual 88 del mundo entiende que el sorteo puede ser un factor decisivo en un campeonato que tendrá a Novak Djokovic (número uno del mundo) como principal candidato para ganar la medalla de oro: “Sé que allí estarán los mejores del mundo pero estoy preparado para el reto. Estoy acostumbrado a jugar a ese nivel”, afirma Estrella que tiene varios días entrenando en el país tras caer en la segunda ronda en el ATP 500 de Washington ante el luxemburgués Giles Muller.

A los Juegos Olímpicos clasificaron de manera directa los mejores 56 jugadores del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales hasta el pasado 6 de junio. Estrella no figuraba dentro de ese exclusivo grupo pero la Federación Internacional de Tenis otorgó una plaza para la zona de Centroamericana y del Caribe que le permitió al dominicano penetrar al cuadro por ser el jugador de dicha área de mejor clasificación en la ATP.

“Los Juegos Olímpicos es mi principal objetivo de esta temporada”, había dicho Estrella durante la temporada de primavera en la que se coronó campeón por segunda ocasión del Abierto de Quito. Tras alcanzar su propósito, ahora el tenista dominicano buscará dar una grata sorpresa en las canchas rápidas del Centro Olímpico de Río de Janeiro en los partidos que inician el día 6 de agosto, es decir, un día después de que Estrella desfile como abanderado junto a la delegación dominicana en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos. Crónica de Martín Bretón / Fuente Externa