SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional descargó a Arsenio Quevedo, Erikson de los Santos Solís y a Cristino Batista de la acusación de haber pagado sicarios para asesinar a transportistas.

Las juezas Gissel Soto, Clara Castillo y Leticia Martínez alegan que el Ministerio Público no mostró pruebas suficientes que vincularan a los acusados al hecho.

El mismo tribunal impuso 30 años de prisión contra Amauris Cabrera, en La Victoria y Danilo Octavio Reinoso, quien cumplirá la pena en Najayo.

En lo civil, Amaurid Cabrera y Danilo Octavio Reynoso tendrán que pagar 7 millones y medio de pesos en favor de las víctimas en este caso.

El Ministerio Público había pedido que Quevedo fuera condenado a 20 años, mientras que contra Erickson de los Santos Solis, Cristino Batista, Danilo Octavio Reynoso y Amauris Cabrera solicitaron 30 años.

El proceso judicial comenzó a finales del año 2015 con el arresto de los imputados a quienes se les atribuye haber participado o haber actuado en complicidad en el asesinato de Overnys Guerrero, Ángel Javier y Mateo Nieves de Jesús.

Quevedo es el presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin) y exsubdirector de la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA).