República Dominicana-Durante su rendición de cuentas del 27 de febrero pasado el presidente Danilo Medina aseguró que durante el año 2017 se crearon en el país más de 5 mil empleos que generaron al menos 61 millones de dólares.

Sin embargo, los residentes en la provincia Pedernales parecen estar exentos del crecimiento en el sector laboral exhibido por el mandatario, pues afirman que la falta de empleo los ha llevado a desarrollar trabajos informales.

A simple vista da la impresión de que el único mal que aqueja a los residentes en la provincia Pedernales es la masiva migración ilegal de haitianos, que luego de algunos conflictos ha estado controlada.

No obstante, los moradores en esa provincia fronteriza afirman que desde la salida de esa provincia de empresas como Cemento Andino, Dovenco y otras que eran las principales fuentes de empleos, han quedado prácticamente al intemperie.

La falta de empleos ha llevado a los moradores en la provincia sureña a desempeñar empleos informales como el motoconcho y la venta de frutas y otros artículos que escasamente les ayudan a subsistir.

“Aquí conchamos, se vende frutas, se vende otras cosas en la calle, tu sabes para sobrevivir”, manifiesta Wilkin Feliz, residente en Pedernales.

En Pedernales la gente también cuenta con la zona franca, pero a penas emplea a 600 personas y labora tres o cuatro veces a la semana. Los días no trabajados no son remunerados.