SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Unión de Trabajadores Cañeros se concentró frente a las instalaciones de la Dirección General de Migración y Pasaportes para demandar la residencia permanente de los jornaleros agrícolas que ingresaron al país a través de los tratados de contratación entre Haití y República Dominicana entre los años 1952 y 1990.

Dos mil setecientos nueve residencias permanentes han sido entregadas a los trabajadores cañeros que continúan exigiendo la entrega de los documentos al resto de los jornaleros, dijo Jesús Núñez,coordinador de la Unión de los trabajadores cañeros.

A la fecha este grupo se ha manifestado en 320 ocasiones.

Exigen a las autoridades ofrecer acciones que permitan regularizar su vida en la República Dominicana.

En medio de una concentración Núñez dijo que esos ciudadanos han residido junto a sus familiares por más de cincuenta años en los bateyes donde fueron asignados.