REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Este lunes 2 de abril se celebra a nivel mundial el Día de Concienciación sobre el Autismo, un estado neurológico permanente que es diagnosticable en la primera infancia, desde los 18 meses.

El Autismo es una discapacidad permanente del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de edad. La tasa del autismo en todas las regiones del mundo es alta y tiene un terrible impacto en los niños, sus familias, las comunidades y la sociedad.Este padecimiento no está restringido a una sola región ni a un solo país, pues es un reto de alcance mundial que requiere medidas a nivel mundial.

El autismo es un trastorno generalizado del desarrollo, de origen desconocido, caracterizado por el aislamiento, problemas cognitivos, comunicativos, sociales y del comportamiento; deterioro de las relaciones sociales, comunicación verbal y no verbal, unidos a un repertorio sumamente restringido de actividades e intereses, generalmente repetitivos y estereotipados.

En este Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, es importante ayudar  a cambiar las actitudes hacia las personas con autismo y a reconocer sus derechos como ciudadanos, que, igual que todos los demás, tienen derecho a reivindicar esos derechos y a tomar decisiones sobre su vida de acuerdo con sus propios deseos y preferencias.

Como se señala en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la capacidad jurídica y el igual reconocimiento como personas ante la ley son derechos inherentes de los que las personas con autismo gozan en igualdad de condiciones con los demás miembros de nuestras sociedades.