SANTO DOMINGO, RD.-El pleno de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana distribuyó 55 millones de pesos entre los miembros titulares del organismo fiscalizador, funcionarios y empleados por concepto de “bonificación”,  reveló este lunes el periodista Roberto Brito, quien dijo que ello  contradice los alegatos de precariedades económicas por la que supuestamente atravesaba la entidad.

“Con este inusual reparto de los fondos de la Cámara de Cuentas, a todas luces fuera de la ley, debido a que no se trata de una empresa privada que obtuvo grandes beneficios o utilidades, el presidente de la institución fiscalizadora, Hugo Álvarez Pérez, y los demás miembros del pleno se auto-asignaron de “bonificación” dos sueldos completos de 350 mil pesos y RD$313,000, respectivamente, que eran los salarios que percibían mensualmente antes del aumento de los RD73,500.00 y RD$65,700.00 que se hicieron en el mes de enero, lo que ha desatado una ola de indignación en los diferentes sectores de la sociedad dominicana”, dijo el periodista en una nota que se publica en el portal ultimasnotiicas.com.do.

“El reparto, ascendente a un total de RD$55 millones 359 mil 678 pesos con 14 centavos, se hizo el 15 de diciembre pasado, de acuerdo al cheque de transferencia número DAJ000002493, justo una semana después que recibieron la regalía pascual y cinco días antes del pago de la nómina de ese mes, lo que significa que solo en se mes recibieron cuatro sueldos y otros jugosos beneficios”, detalla la nota.

“Llama la atención la entrega de esta “bonificación” en una institución del Estado con grandes limitaciones económicas como alegaron los miembros del pleno en el Congreso Nacional para justificar un aumento del presupuesto para el 2018, dice.

Agrega que con esta acción del pleno de la Cámara, que integran, además de su presidente, Hugo Álvarez Pérez; el vicepresidente, Pedro Ortiz Hernández; el secretario del Bufete Directivo, Carlos Noes Tejada (El Chino); Margarita Melenciano Corporán y Félix Álvarez Rivera, también fueron beneficiados servidores que llevaban meses laborando en la institución, al igual que todos los trabajadores contratados.

La historia indica que a pesar de que los recursos de la Cámara de Cuentas eran supuestamente insuficientes para la contratación de auditores y técnicos que realizaran decenas de auditorías pendientes, como la de la OMSA, OPRET, CEA, obras construidas por Odebrecht, entre otras, los miembros del pleno de la CCRD gastaron 2 millones 128 mil pesos en compra de bonos de supermercados para distribuirlos entre los funcionarios y empleados de la entidad.

De acuerdo a los gastos en que incurrió la entidad en diciembre, los bonos de comida fueron comprados a tres compañías propietarias de cadenas de supermercados.

Para tales fines, el 27 de diciembre se emitieron los cheques números 000004744, 0000004746 y 0000004747 cada uno por un monto de RD$709,500.00, lo que en total suman 2 millones 128 mil 500 pesos.

Pero además de estos beneficios, también celebraron una fiesta de Navidad por todo lo alto, con orquesta, bebidas y un exquisito buffet para más de 500 personas, lo que representó otro gasto exorbitante a la Cámara de Cuentas.