El príncipe Enrique y su prometida, Meghan Markle, han cambiado la tradición y en vez de regalos de boda, han pedido donativos para varias organizaciones benéficas ante su enlace matrimonial el próximo 19 de mayo, informó hoy un portavoz del palacio de Kensington.

“El príncipe Enrique y Meghan Markle no tienen ninguna relación formal con las organizaciones escogidas”, apuntó la misma fuente oficial, al aclarar que la pareja ha escogido siete instituciones caritativas a las qué dirigir las donaciones, por “representar varios asuntos sobre los que se sienten apasionados”.

Entre ellos figuran los “deportes para el cambio social, el empoderamiento de las mujeres, la conservación, el medioambiente, el VIH y las Fuerzas Armadas”, agregó.

“Muchas de ellas son organizaciones caritativas pequeñas, y la pareja se complace en poder ampliar e iluminar su trabajo”, apuntó el portavoz real.

Enrique, de 33 años, y la estadounidense Meghan, exactriz divorciada de 36, contraerán matrimonio tras poco más de un año de relación en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.