El ministro de Educación, Andrés Navarro, motivó a los directores de centros educativos a esforzarse para constituirse en verdaderos ejemplos, tras agregar que ellos representan el alma de la escuela.

En ese sentido los exhortó a convertirse en verdaderos líderes, sirviendo de inspiración para el desarrollo de los centros educativos que gestionan.

De igual manera, los llamó a motivar la participación activa de la comunidad a través de la dinamización de las Juntas de Centros, de la Asociación de Padres, Madres y Amigos de la Escuela, así como de los pactos locales por la educación en torno a los centros educativos.

El funcionario se expresó en esos términos durante el acto de entrega de certificados a 165 directores de escuelas públicas de las 18 Direcciones Regionales y 105 Distritos Educativos, que concluyeron el Programa de Certificación Docente, Cohorte 12, que imparte la Escuela de Directores para la Calidad Educativa, como parte del proceso continuo de formación docente que promueve la Revolución Educativa y que suma 2 mil 335 egresados desde su fundación.

Conforme a un comunicado señaló que para que la Revolución Educativa sea sostenible en el tiempo, se requiere de una nueva institucionalidad, comenzando por la estructura del propio Ministerio y terminando por toda la estructura del sistema educativo, por lo que sostuvo que la formación que ofrece la Escuela de Directores es clave en la construcción de esa nueva institucionalidad.