El productor de Hollywood, Harvey Weinstein, se entregó la mañana de este viernes ante las autoridades de seguridad de Nueva york, Estados Unidos para afrontar los cargos por los cuales fue acusado.

Posterior a su entrega, y de haber realizado todos los pasos requeridos como: colocar las huellas en el acta policial, y la foto protocolar tras el arresto, el ente estatal procedió a inculparlo por los delitos de violación y agresión sexual en contra de dos mujeres.

El juez de Nueva York le impuso a Harvey el pago de una fianza de 1 millón de dólares que debía pagar en efectivo.

Además de eso, Weinstein deberá portar un dispositivo de localización, ya que su libertad estará en condición de vigilancia. También tendrá que entregar su pasaporte ante la justicia, por lo cual sus viajes estarán “limitados”.

De acuerdo con los cargos, a la espera de que en los próximos días se conozca la acusación formal, el representante del cine en principio está acusado además de un cargo de delito sexual en primer grado y de obligar a cometer actos sexuales. El productor de Hollywood leyó los cargos acompañado de su abogado, Benjamin Brafman.

En la comparecencia, el juez fijó la fianza en 10 millones de dólares o un millón de dólares en efectivo.