REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Al menos 25 personas murieron este domingo tras la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, según informaron fuentes oficiales.

Además, Protección Civil informó que otras 20 personas han resultado heridas por la actividad volcánica, hay un número indeterminado de desaparecidos y unos 3.000 vecinos de la zona han sido evacuados.

En total son 1,7 millones las personas afectadas.

El volcán de Fuego se ubica entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, a 50 kilómetros al oeste de la capital. La erupción afecta particularmente a las comunidades rurales cercanas al volcán y la ciudad colonial de Antigua, el sitio turístico más importante de Guatemala.

La ceniza que lanzó el coloso alcanzó los 10.000 metros de altura sobre el nivel del mar y, según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), esta erupción, la segunda en 2018 del volcán de Fuego, es la mayor de los últimos años. Las columnas de ceniza y flujo piroclástico obligaron a realizar evacuaciones y al cierre del aeropuerto de la capital.

Dos de las principales carreteras de Guatemala, la ruta Panamericana, que comunica a la capital del país con México, y la que conduce al Pacífico presentan problemas para la circulación porque la arena, más el agua de lluvia, las tornan resbaladizas, mientras se temen inundaciones porque mucha de la lava y el lodo caen directamente a las corrientes de los ríos vecinos.