SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Ciudadanos cuestionan que a un mes y medio de realizada la Feria Internacional del Libro, evento que costó al Estado 80 millones de pesos, los stands no hayan sido retirados de la Plaza de la Cultura debido a un retraso en el pago a los contratistas.

Para quienes toman como atajo las calles que atraviesan la Plaza de la Cultura, el retraso en los pagos es una irresponsabilidad de los organizadores del evento que tuvo un costo más 7 millones de pesos por día.

La situación lleva a algunos a cuestionar el destino de los millones de pesos invertidos en la Feria.

Mientras, el Ministerio de la Cultura aclaró que el retraso en los pagos a los contratista nada tiene que ver con falta de dinero, atribuyendo la tardanza a trámites burocráticos, como entrega de facturas y cotizaciones.

De acuerdo a José Tejeda Gómez, director de Comunicaciones del Ministerio de Cultura, los cheques de los contratistas estarán listos a la mayor brevedad posible, a fin de que la próxima semana sean desmontados los stands que aún permanecen en la Plaza de la Cultura.