12 de Diciembre, 2018
Por:  - martes 02 octubre, 2018

Gallup es la consigna de Danilo; “Trabajar y después hablamos”

Si algo demuestran los números de la última encuesta Gallup publicada ayer y hoy, es que los dominicanos en su inmensa mayoría están siguiendo el discurso y las acciones del Presidente de la República Danilo Medina, en el sentido de que este es el momento de trabajar para el bienestar de todos, antes que dedicar el tiempo a la politiquería barata en que se han embarcado varios de los que aspiran a la presidencia de la República.

Son muchos los que hablan de que este es un país diferente, y puede ser que ya comience a reflejarse en las mediciones periódicas que hacen diversas compañías encuestadoras, porque es consistente la ganancia numérica del grupo ¨no sabe no responde¨, a pesar del bombardeo constante por medio de todos los medios de comunicación de noticias políticas, movilizaciones de todo tipo, “firmaderas” en las esquinas, invitaciones a ser parte de padrones y muchos etcéteras mas.

Cuando en una entrevista histórica por lo peculiar, no recordamos a ningún presidente en ejercicio dando declaraciones tan personales como lo hizo Danilo en el programa de Jatnna Tavarez, ante la pregunta de la posibilidad de presentarse nueva vez como candidato, el actual presidente dejó en suspenso la respuesta diciendo que el tenía como propósito hablar de tema el próximo año, y dejó entrever que todo dependerá de una decisión de su partido, que en definitiva es el instrumento político al que pertenece hace décadas y que le ha servido como plataforma para llegar al cargo que hoy ocupa.

Esta declaración parece que ha contagiado al electorado, de modo tal que según Gallup, en todos los partidos sin excepción, el gran ganador es ¨no sabe, no responde¨, incluyendo en el mismo Partido de la Liberación Dominicana, donde desde hace meses se realiza una campaña abierta con actividades constantes por todo el territorio nacional, y sin embargo ante la pregunta a la población general sobre: ¿quién usted cree que debe ser el candidato del PLD?, pues gana por goleada quienes no sabe con un 40% sobre el 23 que favorece a Leonel.

Pero cuando se hace la misma pregunta a los que simpatizan por el PLD, la respuesta varía, ya que gana Danilo con un 33% con solo el 22% de indecisos, de lo que se infiere que tanto dentro de los que se identifican como peledeístas como entre los que no, existe una relación directamente proporcional con la decisión política, en un momento electoral que no ha llegado, que tomará el actual presidente y esto parece que es lo que mas importa a la población dominicana, es como si siguieran al pie de la letra la consigna: trabajemos que después hablamos.

El problema para los que se han lanzado a una campaña electoral a todas luces extemporánea, algunos no aprenden que la desesperación siempre será mala consejera, es que este fenómeno se esparce transversalmente sobre todos los partidos, a ver: Partido Revolucionario Moderno, con dos candidatos en la calle dando declaraciones a diestra y siniestra, y a pesar de las ¨reunioncitas¨ para ofrecer de todo que está realizando el señor Abinader, el no sabe uno responde sube al 45%, un dato muy preocupante para quienes se dicen ser el principal partido de la oposición.

Dentro del Partido Revolucionario Dominicano por lo menos no hay nadie en campaña y su presidente y líder es parte del gabinete del actual gobierno pues participó como su aliado en las últimas elecciones, en este caso el ¨no sabe, no responde¨ sube al 76%, algo que es natural porque por ningún lado de ve promoción personal alguna de nadie dentro de esa agrupación política de alguien que aspire a la presidencia de la República, antes que eso pareciera que se encamina, si es que Danilo decide presentarse nueva vez, a dar su apoyo a esa probable candidatura.

Y ni hablar del desparecido Partido Reformista Social Cristiano, los despojos que quedan de lo que fuera la agrupación política mas importante de finales del siglo XX, rechazan en forma absoluta a los vetustos nombres que ponen en la encuesta, un 68% dice ¨no sabe no responde¨, lo que es una demostración mas de que no hay posibilidad alguna de resucitar lo que una vez fue y nunca más será, simplemente la inmensa mayoría de los que podrían simpatizar por la enseña colorada, rechazan de modo absoluto a los que se adueñaron de esa agrupación política.

El más serio problema que tenemos con estos números de Gallup, lo que es una manipulación absoluta y parte de las “fake news” a que nos tienen acostumbrados los que manejan y publican estas encuestas en forma periódica, es que por ningún lado se publica el universo de cada partido o grupo de partidos, aunque le tendencia en todos en la misma es cuanto a la aplastante indecisión, lo cierto es que por ningún lado encontramos las simpatías políticas particulares partidarias, que es el dato que nos haría llegar a una conclusión definitiva sobre lo que significan los números publicados.

Lo mas probable es que este dato salga en letra pequeña en el transcurso de la semana, cuando a nadie le interese ya lo que dice la encuesta, de modo que solo queden fijos unos números en la cabeza de la mayoría que son muy engañosos en cuanto a las simpatías individuales de quienes han dicho que quieren ser candidatos, pues no es lo mismo tener un 15% dentro de un partido que mide 1 o 2%, que esos mismos números en una agrupación política que tenga como base un 30%, en términos de votos probables es una diferencia del cielo a la tierra.

Aunque si podemos inferir que los dominicanos de todos los partidos parecieran que solo escuchan a Danilo cuando les dice que la hora es de trabajar e intentar echar el país hacia delante entre todos, antes que andar ¨politiqueando¨ todo el tiempo como si estuviéramos en una campaña electoral eterna, y eso es que la República Dominicana ha cambiado para bien y es un reflejo de lo mucho que hemos progresado como nación en los últimos años, y es que un país completo no puede ni debe estar en campaña electoral permanente si es que quiere desarrollarse, pues el trabajo diario es la medida del progreso de la gente.

La decisión de escoger un gobierno por un periodo determinado en un país democrático como es el nuestro tiene sus plazos, el actual fue electo por cuatro años y no entregará hasta agosto del 2020, eso después de haber sido juzgado en sus actuaciones por la población a través de un proceso electoral que culmina con el ejercicio del voto ciudadano, ahora lo que tocaría es que el país político acompañe a su gobierno en el trabajo diario y cuando llegue el momento entonces dicte su veredicto en las urnas, al final se supone que la democracia es el gobierno del pueblo y para el pueblo.

Y así funciona en países donde la política la ejercen profesionales del área, que apoyan y se oponen a las políticas gubernamentales dependiendo del color con que se vistan en un momento determinado, pero la población en general no participa de esas discusiones pues está ocupada en trabajar y trabajar, que en definitiva es la consigna de un país que avanza, y es lo que al parecer ha asumido, según los números de Gallup,  la población en cuanto al gobierno del Presidente Danilo Medina: “Déjenlo trabajar y nosotros con él después hablamos”.