26 de Marzo, 2019
Por:  - lunes 22 octubre, 2018

Familiares hombre asesinado en Gascue dicen confiar en la justicia

Santo Domingo.-Los familiares del dirigente comunitario Jhonny Pérez Cepeda, asesinado el 14 de junio pasado, en la calle Las Carreras esquina Leonor de Ovando, en Gascue, dijeron confiar en la actuación de la justicia cuando el próximo jueves 25 sea conocido el juicio preliminar por el hecho, cometido por el nombrado Somaris Labrada Amor.

Tanto los miembros de la familia como los integrantes de la comunidad de Gazcue están confiados que esta vez sea presentado el victimario a la sala del juzgado, porque en dos ocasiones anteriores; en la revisión de la medida de coerción y en el inicio del juicio preliminar, el confeso asesino no compareció.

La víctima y el victimario ya habían discutido en una ocasión, porque el criminal estacionaba un vehículo frente a la casa de este de manera reiterada, impidiéndole poner allí su vehículo, de forma que pudiera vigilarlo para evitar el robo de piezas, como acontecía.

El día del hecho, el pasado 14 de junio último, a las 5.00 de la tarde y sin mediar palabras, Somaris Labrada lo persiguió, le hizo 4 disparos por la espalda y luego de matarlo lo golpeó en el suelo repetidas veces con la pistola, hasta romperle la mandíbula inferior y toda la dentadura, en presencia de testigos.

Jhonny Cepeda era el presidente de la junta de vecinos del sector, una persona que se distinguía por su constante lucha en defensa de los espacios públicos y los derechos de los comunitarios, por lo cual mantenía estrechas relaciones con sus vecinos, siendo conocido como un esposo y padre ejemplar.

Los familiares y vecinos de Jhonny Cepeda reaccionaron indignados el día del crimen y señalaron a Somaris Labrada como un individuo prepotente. “Vive en la calle Leonor de Ovando y de allá venía aquí a estacionarse frente a la vivienda de la víctima, a quien amenazó una vez con el arma”.

Entre los habitantes de la zona hay una opinión generalizada de que el confeso criminal tiene fama de agresivo y abusador, ya que los casos de agresiones verbales y amenazas para con los vecinos y público en general eran frecuentes.

Somaris Labrada, fue condenado por el tribunal correspondiente a un año de prisión en la cárcel de Najayo, en el juicio inicial de conocimiento de medida de coerción.

El público, que ha venido siguiendo este caso, como también los miembros de la Familia de Jhonny Pérez, esperan confiados que el tribunal correspondiente, ante este monstruoso, cruel y cobarde crimen, condenará a la pena máxima al despiadado asesino.

El jueves pasado, como todos los días 14 de cada mes, los vecinos del sector realizaron una actividad de recogimiento, con velas encendidas en el lugar donde Somaris Labrada Amor cometió el cobarde asesinato.