22 de Marzo, 2019
Por:  - martes 19 febrero, 2019

Manny Machado firma con los Padres de San Diego por US 300 millones y 10 años

EEUU.-Finalmente el pelotero dominicano Manny Machado firmó con el conjunto de los Padres de San Diego un contrato de 300 millones de dólares y 10 años.

Machado prefirió el dinero por encima de cualquier otra consideración y pactó con los San Diego Padres por 300 millones de dólares y diez temporadas, una cifra exorbitante para un equipo que en los últimos 25 años gastó en agentes libres 309 millones.

El acuerdo convierte al pelotero de origen dominicano en el agente libre mejor pagado de la historia, al menos hasta tanto firme Bryce Harper, pues los 325 millones que recibió Giancarlo Stanton de los Miami Marlins en el 2014 fue una extensión contractual.

El pacto tiene una cláusula que le permitiría salirse después de cinco campañas a tentar nuevamente el mercado, algo difícil de creer que suceda, cuando tendrá 31 años y sobre todo con el trabajo que le costó conseguir esto, tras pasar 113 días en la agencia libre y cuando se pensaba que los 30 equipos se pelearían por sus servicios como aves de rapiña.

Para él, el arreglo no pudo ser mejor, aunque para el equipo está por verse cuán beneficio pueda ser en términos deportivos.

Claro que los Padres son hoy un mejor equipo que hace 24 horas, pero la llegada del cuatro veces Todos Estrellas no lo coloca necesariamente en condiciones de competir en la división Oeste de la Liga Nacional.

 

Machado ha bateado 30 o más cuadrangulares en sus últimas cuatro campañas.En ese lapso, un solo pelotero de San Diego ha superado la treintena de bambinazos una sola vez, Will Myers en 2017.

El Petco Park de San Diego es un estadio de lanzadores, con cercas de ocho pies de alto y 336 de largo por el jardín izquierdo, bastante complicado sobre todo para bateadores derechos como Machado.

No se extrañen si su producción de largometraje disminuye drásticamente, luego de jugar más de la mitad de su carrera en un paraíso de jonrones como el Candem Yards de Baltimore y como visitante en Fenway Park o Yankee Stadium.

Hasta ahora, sólo ha jugado cuatro veces en el parque de San Diego, con ocho imparables, uno de ellos doblete y cero cuadrangular, en 18 turnos (.444).

La muestra es demasiado pequeña como para hacer proyecciones, pero tomemos como ejemplo a Eric Hosmer, la gran firma de los Padres en la agencia libre un año atrás.

Hosmer venía de dos campañas seguidas con 25 jonrones con los Kansas City Royals y una vez llegó a la ciudad californiana, solamente sacó 18 pelotas del parque en el 2018, diez de ellos en casa y ocho en la carretera.

Y si bien los Padres tienen la mejor granja de todas las Grandes Ligas, es una de esas franquicias que siempre están un paso detrás y no consiguen dar ese salto al nivel de contendientes.

Quizás Manny nunca sabrá lo que es ganar un anillo de campéon y tal vez jamás vuelva a jugar una Serie Mundial.

Es posible que se entierre en el anonimato de la costa Oeste, como le ocurrió a Robinson Cano con los Seattle Mariners, pero ya tiene garantizado el futuro de varias generaciones de Machado.