• Gasolina premium: RD$223.40
  • Gasolina regular: RD$208.60
  • Gasoil premium: RD$187.10
  • Gasoil regular: D$175.30
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$92.20
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $52.05
  • Compra dólar: $51.65
  • Venta euro: €58.81
  • Compra euro: €56.58
X
21 de Septiembre, 2019
Por:  - viernes 10 mayo, 2019

Como explican tanta gente en Nueva York apoyando a Danilo

De las siete actividades realizadas el pasado fin de semana en apoyo al gobierno del Presidente Danilo Medina, la que mas nos llamó la atención fue la masiva concurrencia al teatro United Palace en la ciudad de Nueva York, el cual se vio abarrotado por miles de nuestros compatriotas que residen en la que muchos llaman ¨capital del mundo¨, y que fue convocado por los dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana de la circunscripción #1 en dicha ciudad.

Porque lo cierto es que habría que analizar que llevó a tantos dominicanos de diversas generaciones de migrantes, a movilizarse hacia una actividad política convocada por el partido de gobierno de la Republica Dominicana, cuando todos sabemos que prácticamente todos los que asistieron son parte de la diáspora de nuestros conciudadanos que aportan con su sudor y esfuerzo en países extranjeros para beneficio de nuestra economía y progreso de sus familiares que viven en el país.

Es decir, estamos frente a una actividad política masiva donde resulta imposible usar el argumento de un interés particular de alguno de sus asistentes en una prebenda o un “picapollo”, que suele ser al argumento de la oposición al intentar explicar negativamente las actividades que se vienen produciendo en todo el territorio nacional en apoyo a la gestión del presente gobierno.

Lo cierto es que es una interrogante interesante para responder de un modo racional, ¿qué podría mover a miles de dominicanos a asistir a una actividad política en una ciudad donde podrían dedicarse a descansar, compartir con sus familiares o salir a divertirse después de una larga jornada semanal de trabajo?.

No hay forma de explicar el fenómeno de asistencia del acto de apoyo a Danilo en la ciudad de Nueva York, que no sea bajo el criterio de una transferencia de simpatías desde la Republica Dominicana hacia Nueva York ya que según las imágenes que se han recibido en el país se trató del acto político mas grande que se haya realizado en esa ciudad sin la asistencia de un candidato a la presidencia de la Republica alguna vez en la historia.

Todos los que de una manera u otra hemos asistido u organizado algún tipo de actividad política en la urbe de la costa noreste de los Estados Unidos, conocemos de las dificultades que se tienen para movilizar personas hacia las actividades, por lo que son típicas las fotos de restaurantes y lugares cerrados con baja asistencia, aún cuando se cuente con alguna simpatía, pues además de la distancia y el tiempo que toma desplazarse en esa ciudad, la verdad es que ella todos siempre tienen muchas cosas que hacer para poder sobrevivir.

Entonces si podríamos afirmar que la enorme asistencia a esa actividad tiene su origen real y sincero en un apoyo a la gestión de gobierno del Presidente Danilo Medina, que en este caso los adversarios internos y enemigos políticos externos al actual gobierno quedaron despojados de los argumentos tan usados en el territorio nacional.

Pues suponemos que a nadie lo llevaron desde su empleo público, ni lo amenazaron con cancelarlo, ni le dieron 300 pesos para asistir y mucho menos un sandwich o un jugo de naranja, que son muchas de las ridiculeces que leemos por acá de parte de los ¨cabeza hueca¨ que escriben en las redes sociales y repiten como papagayos las miles de cuentas falsas que circulan por esos lugares.

Lo que si podría explicar el éxito de la actividad peledeísta en Nueva York, es que existe una transferencia de información desde la República Dominicana hacia esa ciudad, tanto por parte de los que nos visitan periódicamente, que visualizan el enorme avance que en todos los ordenes hemos tenido como Nación en los últimos años, y a esto se agrega las vivencias que tienen los familiares de esos migrantes que por naturaleza propia de las migraciones pertenecen a las clases mas pobres del país.

Solo habría que pensar el impacto visual que puede tener un dominicano que viva fuera del país y que nos visite por poco tiempo, con la transformación urbana que tienen las grandes ciudades de la República, la capital del país, por ejemplo, se ha convertido en muy poco tiempo en la urbe mas grande e importante de toda el área del Caribe, y para palparlo solo habría que pensar en el dibujo que deja a la vista nuestra ciudad en el horizonte cuando nos desplazamos hacia ella desde el aeropuerto Las Américas.

Ya Santo Domingo no es la ciudad dormida frente al Mar Caribe, ahora es una urbe con cientos de edificios construidos por el sector privado, avenidas atestadas de vehículos, túneles, elevados, teleférico, metro, nuevas unidades de transporte publico, un proyecto de renovación urbana que intenta rescatar la parte mas pobre de la ciudad, personas que se desplazan a todas horas hacia grandes centros comerciales, una vibrante economía en expansión que se refleja en las innumerables ofertas para la diversión y el esparcimiento.

Si existe un país donde se ha desarrollado un modelo de inclusión social en los últimos años, ese es la Republica Dominicana, donde hemos ido construyendo una fuerte clase media que consume bienes y servicios, puede viajar internamente o llena los vuelos que salen de nuestros aeropuertos, visita centros de diversión y restaurantes, y todo esto lo viven nuestros compatriotas que nos visitan para estar junto a sus familiares y amigos en diferentes épocas del año.

Pero también existe la transferencia de información, la que no se publica en los periódicos ni se escucha en la radio, la que no se suele comentar en los programas de la televisión nacional, pero que se vive cada día en las zonas mas pobres de un país que, a pesar de haber disminuido la pobreza a la mitad en los últimos seis años, aun viven mas de 2 millones de pobres que muchos de ellos sobreviven con los subsidios localizados del gobierno y las remesas que envían sus familiares desde el exterior.

Esos son los que les dicen a los que viven en Nueva York y otras ciudades del mundo, que ahora las mujeres pobres pueden trabajar porque dejan a sus hijos en las estancias infantiles que se han derramado por todo nuestro territorio, que encina a sus hijos mas grandes a la escuela y cuando regresan en horas de la tarde desayunaron, almorzaron y merendaron en los centros escolares, que ahora poseen un seguro de salud pagado por el gobierno y que son atendidos en hospitales cuya mejoría es mas que evidente.

No solo eso, también los que sudan cada dólar trabajando duro en la ciudad de Nueva York, conocen de las oportunidades que tiene de adquirir una vivienda digna, que podría servir para su retiro, en la República Dominicana a través de proyectos de asociación publico privado como es el caso de la Ciudad Juan Bosch, donde hay garantía de que su inversión en una vivienda en nuestro país es segura y nadie los engañará como sucedía en otras épocas.

Si alguien entonces quiere explicarse el porque tanta gente asistió a apoyar la obra de gobierno del Presidente Danilo Medina en la ciudad de Nueva York, estas son solo algunas de las razones de tan masiva asistencia, simplemente los dominicanos que viven en esa ciudad, a pesar de estar lejos, quisieron demostrar su orgullo de un gobierno que actúa para favorecer a los suyos y  ¡¡vaya que lo lograron!!.