• Gasolina premium: RD$227.40
  • Gasolina regular: RD$213.30
  • Gasoil premium: RD$188.20
  • Gasoil regular: D$174.00
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$91.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $51.12
  • Compra dólar: $50.82
  • Venta euro: €58.61
  • Compra euro: €57.08
X
19 de Agosto, 2019
Por:  - domingo 19 mayo, 2019

Indígenas esperan resultados elecciones generales tras conclusión de votación

Luego de que decenas de millones de habitantes de la India ejercieran el sufragio para escoger nuevas autoridades, ahora están a la espera de los resultados en medio de rumores y conjeturas en torno al triunfo o la derrota de uno u otro candidato de los cuales participaron en el proceso.

Los indios acudieron a las urnas este sábado por última vez desde que las elecciones generales comenzaron el pasado 11 de abril, con motivo de la séptima fase de los comicios que determinarán quine gobernara la nación asiática durante los próximos cinco años.

La ciudad de Benarés, en el norte de la India y la más sagrada para el hinduismo, fue uno de los focos de atención en una jornada en la que cerca de 113.000 colegios electorales abrieron sus puertas a las 7.00 hora local (1.30 GMT) en ocho regiones.

Algo más de 100 millones de electores estaban llamados hoy a las urnas del total de 900 millones, que han ido votando de forma escalonada en el último mes y medio.

El primer ministro, Narendra Modi, aspira a repetir en el puesto y se perfila como el candidato favorito tanto a nivel nacional como en la ciudad milenaria, donde los hindúes creen que la muerte rompe el círculo de reencarnaciones y se alcanza la liberación.

“Hoy es la última fase de las elecciones a la Lok Sabha 2019, pido a todos los que votan en esta fase a que lo hagan en cifras récord. Vuestro único voto dará forma a la trayectoria de desarrollo de la India en los próximos años”, dijo el dirigente, del partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP).

Modi amaneció hoy en una cueva del estado norteño de Uttarakhand, en la que pasó la noche meditando envuelto en un ropaje naranja a casi mil kilómetros de distancia de Benarés.

En la ciudad sagrada, donde el primer ministro arrasó en 2014, algunos votantes como Tara Chand, de 61 años, tienen fe en Modi.

“Esta vez Modi va a ganar en Benarés y también en el resto de la India porque no hay nadie que haya trabajado como él. Me gusta lo que ha hecho porque ha trabajado mucho en el desarrollo de todo el país, en la limpieza y ha construido muchas carreteras buenas, así que por eso le he votado”, dijo Chand a Efe.

El debutante Koshik, de 19 años, aseguró que “el ganador será el candidato que dé el poder a la gente, que trabaje para los pobres e intente repartir el crecimiento entre todas las personas, todas las comunidades y todas las religiones”.

“Hay un 50 % de posibilidades de que gane el BJP o el Congreso”, el histórico partido de la dinastía Nehru-Gandhi, afirmó a Efe Manish, de unos 40 años, al tiempo que debatía los méritos de cada candidato en un pequeño puesto de té, la verdadera arena política de los habitantes de Benarés.

Aproximadamente uno de cada seis votantes es musulmán en la ciudad, un hecho patente en algunos barrios por la indumentaria de los votantes y porque son de las pocas zonas donde ondean los banderines del histórico Partido del Congreso.