• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
14 de Diciembre, 2019
Por:  - sábado 29 junio, 2019

Guillermo Caram: militarización Congreso desencadenaría hechos sangrientos

Santo Domingo, DN.- El vicepresidente del Partido Reformista Social Cristiano, Guillermo Caram, advirtió que la militarización del Congreso Nacional, pudiera desencadenar en hechos sangrientos y conflicto de poderes, que ante la incertidumbre electoral, existente afectaría la normalidad de los comicios venideros.

El dirigente político habló del tema a propósito de los hechos que se produjeron a inicio de esta semana, luego de que un gran contingente de policías y militares acordonaron las inmediaciones del Congreso Nacional, con el objetivo de impedir que jóvenes estudiantes instalaran una carpa, en protesta, ante las intenciones de reformar la Constitución de la República de parte de los legisladores que siguen la corriente del presidente Danilo Medina, en ese organismo.

La iniciativa que se quiere introducir, pretende reformar la Constitución, con el propósito que quitar de ella el artículo transitorio que le impide al presidente Medina, optar por una segunda repostulación a la presidencia de la República.

El también exgobernador del Banco Central, entiende que una nueva modificación a la Constitución sería perjudicial para democracia.

Caram advierte, que de confirmarse que la orden de militarización del edificio legislativo salió del Poder Ejecutivo, el país estaría ante un conflicto de poderes.

Por otro lado, el alto dirigente político se mostró en contra de una nueva modificación a la Constitución con el único fin de habilitar al presidente Danilo Medina para un nuevo mandato, considerando que no sería saludable para la democracia e institucionalidad.

Explicó, que el crecimiento económico que constantemente registra la República Dominicana no se percibe, debido a que la deuda externa crece a una velocidad mayor que la economía.