• Gasolina premium: RD$228.10
  • Gasolina regular: RD$213.70
  • Gasoil premium: RD$194.10
  • Gasoil regular: D$181.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$96.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $53.00
  • Compra dólar: $52.63
  • Venta euro: €59.00
  • Compra euro: €57.76
X
21 de Noviembre, 2019
Por:  - sábado 19 octubre, 2019

Residentes en Savica, de los Alcarrizos, demandan reabrir procesadora de agua

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Residentes en el sector Savica, en Los Alcarrizos,  protestaron este sábado por el cierre de una procesadora de agua potable por Pro Consumidor.

Los manifestantes afirman que llevan más de doce años consumiendo el líquido sin que hasta el momento le hayan hecho daño.

La empresa clausurada es la procesadora de agua Buenas Nuevas. Un comunicado de Pro Consumidor indica que el cierre fue por la comercialización de botellones de agua con etiquetas de marcas reconocidas y la operación en condiciones sanitarias inaceptables, actos que corresponden a ilícitos de falsificación y riegos a la salud y seguridad de los consumidores.

La institución inició un procedimiento penal contra la compañía, basado en la Ley No. 358-05 de Protección al Consumidor, cuyo fin es proteger la salud y la vida de las personas que están en situación de peligro, dada la gravedad de los efectos que puede producir la ingestión de un alimento contaminado, según indicó.

Las disposiciones de la Ley No. 17-19 sobre la Erradicación del Comercio Ilícito, Contrabando y Falsificación de Productos Regulados, fortalecen el accionar de Pro Consumidor, considerando delito las conductas que impliquen falsificación y adulteración de productos que puede tener consecuencias graves en la salud de los consumidores al inundar el mercado con productos que no cumplen con las normas mínimas de calidad.

Anina Del Castillo, titular de la entidad, dijo que la inspección evidenció que la planta no cuenta con permiso, ni registro sanitario, solo utiliza el sello genérico de seguridad, no lleva registro de número de lote y los botellones eran llenados sin cumplir procesos que garanticen que no se contamine el líquido y el producto de venta directa final para el consumidor es colocado en la calle, exponiéndolo a situaciones medioambientales y de contaminación.