• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
7 de Julio, 2020
Por:  - jueves 07 mayo, 2020

Precios de los productos básicos siguen en franco aumento

SANTO DOMINGO.-Los precios de los productos que componen la canasta básica familiar siguen en aumento en el mercado Nuevo de la Avenida Duarte, lo que supone una disminución en las ventas, sumado a la limitación en el horario de apertura de ese centro de abasto ante la pandemia del coronavirus.

Aunque hay abundancia de productos, en este mercado las ventas son cada día menores, pues de acuerdo a los comerciantes, el alza en los precios de los productos de primera necesidad ha limitado la capacidad adquisitiva de los clientes.

Hace dos semanas las habichuelas costaban 50 pesos la libra y hoy se venden a 60, el bacalao está 20 pesos más caro, pasando de 110 a 130 la libra, mientras que el galón de aceite pequeño pasó de 170 a 180 pesos, la leche aumentó cinco pesos y la libra de arroz dos.

Bienvenido Vásquez, quien tiene su negocio en este mercado hace más de 40 años, asegura que la carestía de los productos que componen la canasta básica familiar, más la limitación en los días y horario de apertura producto de la cuarentena, han disminuido hasta en 50 por ciento sus ventas.

“Antes yo vendís 200 mil pesos en un día y ahora solo vendo cien mil, yo tengo más de 45 años aquí y nunca había visto una situación como esta”, manifestó con voz quebrantada.

El mismo lamento lo mantienen vendedores de carnes y vegetales, quienes aseguran que aunque esos productos se han mantenido sin alteración en sus precios, las ventas están por el suelo.

El alza progresiva en el costo de los productos de consumo diario, afecta no solo las ventas de los comerciantes sino también el bolsillo de amas de casa y padres familia. Es el caso de la señora Guillermina Severino, quien tiene que hacer malabares para que la ayuda que recibe a través del Programa Solidaridad le alcance para un mes.

“Imagínate mija, tengo que vandiarmela como Dios pueda con lo que me entra”.

Ante el alza progresiva en los productos de primera necesidad y la caída de las ventas, los comerciantes entienden que es hora que el Gobierno reabra la economía, manteniendo las medidas para prevenir la expansión de la pandemia del coronavirus.