• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
22 de Enero, 2021
Por:  - domingo 03 enero, 2021

El 2020 fue el año de la “renovación” en el Congreso Dominicano

República Dominicana.-En El 2020 el Congreso Dominicano vivió un año de renovación, donde el proceso electoral del 5 de julio puso fin a enraizados cacicazgos provinciales, y una apreciable cantidad de jóvenes políticos ingresaron a ambas cámaras.

Como fruto de la pandemia del covid-19 fue escaza la aprobación de nuevas leyes durante las dos legislaturas, y ambas cámaras vivieron una etapa en la que los congresistas de limitaron a la aprobación de estados de emergencia para permitir al Ejecutivo enfrentar a su maneras la pandemia del coronavirus.

A principios de febrero, cuando todavía el covid-19 era tan sólo una lejana amenaza, los Diputados convirtieron en ley el proyecto que modificó la ley 87-01 de la Seguridad Social.

El 18 de marzo el Senado aprueba el primer estado de emergencia nacional por 25 días, facilitando al Gobierno tomar medidas extraordinarias para combatir el covid-19, refrendado al día siguiente por la Cámara de Diputados.

El 28 de abril en la Cámara de diputados la oposición política impone su ley, y en vez de 25 como aprobó el Senado, vota a favor de que se extienda por 17 días a  partir del primero de mayo el estado de emergencia.

El 12 de junio, en una accidentada sesión, los diputados aprueban extender por 17 días el estado de emergencia, donde los perremeistas acusan los reformistas de venderse al Gobierno.

El diputado reformista de la Romana responde a las acusaciones y alega que se hizo un trueque con el PLD para que el aprobaran un proyecto de ley que devuelve el 30% de fondos de pensiones a cotizantes de Seguridad Social para hacer frente a crítica situación que padecen en medio de la pandemia, donde muchos empleados están suspendidos o cancelados por las empresas.

En medio de esos debates legislativos, llegó el 16 de agosto, fecha en que el ingeniero Eduardo Estrella, de Dominicanos por el Cambio, asume como presidente del Senado, y Alfredo Pacheco vuelve a la presidencia de la Cámaras de diputados.

A tres semanas de su retorno a la presidencia de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco revela que se encontró con más de 7 mil proyectos de leyes pendientes de conocimiento.

La revelación genera un debate donde muchos se preguntan para qué tener casi 200 diputados y más de 30 senadores en un congreso que se gasta un presupuesto anual cercano a los 8 mil millones de pesos en salarios, bonos, dietas, barrilitos, cofrecitos y otros privilegios.

A pesar de la pandemia y tras la renovación del Congreso, las actividades del poder legislativo se desenvuelven con mayor normalidad, donde una nueva generación de congresistas tiene ansia de poner a prueba su capacidad para el debate.

Fueron esos jóvenes congresistas lo que impulsaron la eliminación del matrimonio infantil del código civil.

Con un gobierno manejando un país en crisis, el presidente Luis Abinader apela al endeudamiento que en campaña tanto criticó, y comienza a mandar para el Congreso proyectos de préstamos que pasan sin arrugas por un poder legislativo controlado por su partido.

El 30 de septiembre la Cámara Alta aprueba otro préstamo de 500 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo –BID-, tras un informe favorable de la Comisión Permanente de Hacienda del Senado, que preside Faride Raful, una abandera en contra del endeudamiento externo durante las gestiones del PLD.

Llegado octubre, El barrilito vuelve a ser el tema de moda en el Congreso, generando agrias polémicas entre los que renuncian a recibirlos y los que se niegan a dejar de percibirlo.

Otro punto que provocó encendidos debates y acusaciones en el Congreso, fue la aprobación en el Senado de la Fuerza del Pueblo como segunda mayoría en esa cámara, logrando con eso el partido del ex presidente Leonel Fernández, colocar a Bautista Rojas Gómez, senador de la Provincia Hermanas Mirabal, como miembro del Consejo Nacional de la Magistratura.

No menos polémica fue la elección el 4 de noviembre en el Senado de los miembros del pleno de Junta Central Electoral, teniendo como presidente a Román Jáquez, un destacado jurista que se le vincula al ex presidente del PLD y ahora presidente de la Fuerza del Pueblo, Leonel Fernández Reina.

Con la legislatura punto de entrar en receso por Navidad, el Senado reconoció al agrónomo Hipólito Mejía por sus aportes a la agropecuaria, en una ceremonia encabezada por el presidente Luis Abinader.