Logo Proceso.com.do
Domingo, 28 de Noviembre, 2021

MI AMIGO EL MAGNESIO

El magnesio es el segundo catión intracelular más abundante después del potasio.

La sangre contiene menos del 1% del magnesio corporal total. El magnesio es el elemento químico de símbolo Mg y número atómico

  1. Su masa atómica es de 24,305 u.

Es el octavo elemento en abundancia en el orden del % de la corteza terrestre y el tercero más abundante disuelto en el agua de mar. El ion magnesio es esencial para todas las células vivas. El nombre magnesium se origina de la palabra griega para una región de Tesalia, la Prefectura de Magnesia.

En 1618, un granjero de Epsom, Inglaterra, trató de dar a sus vacas agua de un pozo que había allí. Las vacas se negaron a beber por el sabor amargo del agua, pero el granjero notó que el agua parecía curar los rasguños y las erupciones cutáneas. La sustancia se hizo conocida como sales de Epsom y su fama se extendió. Con el tiempo fue reconocido como sulfato de magnesio hidratado.

El inglés Joseph Black reconoció el magnesio como un elemento químico en 1755.

El metal en sí fue producido por primera vez por sir Humphrey Davy en Inglaterra en 1808. Utilizó la electrólisis de una mezcla de magnesia. Antoine Bussy lo preparó en forma coherente en 1831.

El magnesio es fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso y la función psicológica, ayuda a nuestro cuerpo a producir energía y al funcionamiento de nuestros músculos, contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga, ayuda a la síntesis de las proteínas y contribuye al mantenimiento de la buena salud de los huesos y la dentadura.

El magnesio participa en más de 300 reacciones metabólicas esenciales, algunas de las cuales se analizan a continuación.

El metabolismo de carbohidratos y grasas para producir energía necesita de numerosas reacciones químicas dependientes de magnesio. El magnesio es requerido por la proteína sintetizadora de adenosina trifosfato (ATP) en la mitocondria. El ATP, es la molécula que aporta energía a casi todos los procesos metabólicos, y que encontramos principalmente en un complejo con magnesio (mgatp)

El magnesio es un mineral esencial y un cofactor para cientos de enzimas. El magnesio está involucrado en muchas vías fisiológicas, incluida la síntesis de ácidos nucleicos y proteínas, el transporte de iones, la señalización celular y también tiene funciones estructurales.

La deficiencia severa de magnesio puede impedir la homeostasis de la vitamina D y el calcio. Ciertos individuos son más susceptibles a la deficiencia de magnesio, especialmente aquellos con trastornos gastrointestinales o renales, aquellos que sufren de alcoholismo crónico.

El magnesio desempeña un papel estructural en el hueso, en las membranas celulares, y en los cromosomas.

El magnesio es necesario para el transporte activo de iones como el potasio y el calcio a través de las membranas celulares. A través de su papel en los sistemas de transporte de iones, el magnesio altera la conducción de los impulsos nerviosos, la contracción muscular, y el ritmo cardíaco normal.

La señalización celular requiere mgatp para la fosforilación de proteínas y la formación de la molécula de señalización celular, mono fosfato de adenosina cíclico (camp). El camp está involucrado en muchos procesos, incluida la secreción de hormona paratiroidea.

Los niveles de calcio y magnesio en el fluido que rodea a las células afecta la migración de una serie de distintos tipos celulares. Tales efectos en la migración celular pueden ser importantes en la sanación de herida.

Una vez que somos conscientes de que la deficiencia de magnesio es algo común entre gran parte de la población, optar por introducir como complemento en nuestra alimentación un complemento nutricional de magnesio puede conducir a mejorar nuestro estado de salud evitando esa posible deficiencia. Sin embargo, dentro de los diferentes tipos de magnesio que existen, podemos enumerar y diferenciar cada uno de ellos, y así saber cuál es el que mejor se adapta a nuestras necesidades.

El cloruro de magnesio es una de las sales de magnesio con mayor tasa de absorción, a pesar de que sólo contiene alrededor de un 12% de magnesio elemental. Posee una constante de estabilidad de 0, y es la mejor forma de magnesio para la desintoxicación de las células y tejidos.

Por otro lado, el ion cloruro ayuda a la función renal y puede incrementar el metabolismo. Aporta la parte de cloruro de su composición para producir el ácido clorhídrico en el estómago y mejorar su absorción. Esto es particularmente adecuado para cualquier persona con baja acidez estomacal, lo que ayudará en las digestiones.

Esta forma aporta el 42% del mineral elemental, siendo los ratios de biodisponibilidad situados entre 5-30%.

El carbonato de magnesio puede ayudar a mejorar la solubilidad y disponibilidad del Ácido Fenofíbrico (Tratamiento en pacientes con elevado colesterol y triglicéridos en sangre).

Dada sus propiedades laxantes, la mejor forma para tomarlo podría ser por la mañana en ayunas.

El Bicarbonato de Sodio posee una importante propiedad de cara al rendimiento deportivo, ya que puede actuar en los entrenamientos de alta intensidad. En este escenario, debido al sistema anaeróbico, se tiende a acidificar el entorno muscular además de reducir el ph, lo cual conlleva a un descenso del rendimiento y a la fatiga. La principal función del carbonato de magnesio sería como remedio contra el estreñimiento y también como antiácido.

El óxido de magnesio tiene una amplia gama de usos y se puede encontrar en una serie de artículos para el hogar e industriales, incluyéndose como remedio antiácido (alivia el reflujo gástrico, al poseer un elevado ph), efecto laxante y, por supuesto en suplementos dietéticos para completar los micronutrientes que podemos ser carentes en la dieta.

El citrato de magnesio actúa atrayendo agua a través de los tejidos por osmosis.

Puesto que el ácido cítrico es un laxante suave, el citrato de magnesio ofrece doble beneficio: como una ayuda para el estreñimiento, y prevenir cálculos renales, así como una fuente de magnesio. Es una gran opción para las personas con problemas rectales o del colon.

El glicinato de magnesio se trata de la unión del mineral junto al aminoácido glicina, realizando por tanto un enlace quelado (magnesio unido con glicina, un aminoácido no esencial) es una de las formas más biodisponibles y absorbibles de magnesio, y también de las que menos problemas gastrointestinales pueden causar, como el efecto laxante de otras formas e inducir la diarrea. Es la opción más segura para corregir una deficiencia a largo plazo.

La glicina es una molécula grande, lo cual procura que existe menos magnesio por peso, asimismo, este aminoácido se trata de un neurotransmisor con propiedades ansiolíticas, potenciando el efecto relajante del propio magnesio.

El glicinato de Magnesio puede constituir una fórmula ideal para aquellas personas que buscan un suplemento para incrementar la calma y la relajación mental.

Glicinato de Magnesio cumple importantes funciones fisiológicas, como ayudar a reducir la fatiga, mejorar la relajación, combatir el estrés y mitigar la ansiedad.

El ácido málico es utilizado en la mitocondria como parte de la producción energética, prestando función tanto en la síntesis de ATP como en el ciclo de Krebs. De este modo podría mostrar una reducción en los síntomas de fatiga crónica. Ambos elementos, magnesio y ácido málico, cumplen una función desintoxicante de metales pesados del cuerpo, como es el caso de la toxicidad del aluminio.

Por otro lado, dicha combinación, según estudios, podría aliviar los síntomas de dolor articular y del tejido conectivo producido por la fibromialgia.

El ascorbato de magnesio es una fuente de vitamina C y magnesio. Pueden ayudar en la desintoxicación de algunos metales pesados, como el plomo y otras sustancias químicas tóxicas.

El ácido ascórbico está involucrado en la absorción, transporte y almacenamiento del hierro, además a nivel intestinal estimula la síntesis de la ferritina para promover el almacenamiento en las células.

Además, posee unas importantes propiedades como antioxidante.

El sulfato de magnesio ayuda a mejorar la absorción de nutrientes, eliminar las toxinas y ayudar a aliviar los dolores de cabeza provocados por la migraña. Entre los posibles beneficios que ofrecen estas sales podemos citar: ayudar a lidiar con el estrés y lograr una mayor sensación de relajación, alivio del dolor y calambres musculares, ayuda a regular los niveles de electrolitos, además de asegurar la correcta función de los músculos, nervios y enzimas.

El lactato de magnesio es utilizado como tratamiento en problemas digestivos. El lactato de magnesio promueve la salud del corazón. También facilita las actividades de los sistemas nerviosos y digestivos.

EL bisglicinato de magnesio, La glicina actúa en ciertas zonas del cerebro contribuyendo a que entremos en un estado de relativa calma, es decir, ausencia de estrés. Gracias a este efecto, la glicina hace que sea relativamente difícil entrar en un estado de hiper-activación nerviosa. Sin embargo, esto no significa que la glicina nos adormezca. Contribuye a la fluidez de la cognición. Por ejemplo, recordar o tomar decisiones se vuelven actos más espontáneos y fáciles de realizar, quizás en parte porque la ausencia de un excesivo estrés hace que la planificación a la hora de guiar estas funciones sea más sencilla. Convierte la glucosa en energía, ayudando así a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Ayuda a reparar tejidos dañados.

El magnesio es fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso y la función psicológica, ayuda a nuestro cuerpo a producir energía y al funcionamiento de nuestros músculos, contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga, ayuda a la síntesis de las proteínas y contribuye al mantenimiento de la buena salud de los huesos y la dentadura.

Subscribete a nustro canal de YouTube