Logo Proceso.com.do
Miércoles, 26 de Enero, 2022

Asociaciones se unen para defender la importación de vehículos usados

SANTO DOMINGO.-Tres asociaciones dedicadas a la importación de vehículos usados se unen para defenderse de una campaña en su contra que entienden busca sacarlas del mercado de estas unidades para perjudicar la clase media del país.

La Asociación Nacional de Agencias Distribuidoras de Vehículos (ANADIVE), la Asociación de Importadores de Vehículos Usados (ASOCIVU) y la Asociación de Dealer del Cibao (ADECI) califican como una exageración la campaña de descredito en contra de los vehículos usados asumida por la Asociación de Industria de la Republica dominicana (AIRD) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

Afirman que en la citada campaña esas entidades denuncian de “manera alegre”, la existencia de “una exorbitante subvaluación de las unidades de estos vehículos y eso no se corresponde con la verdad.

Manifiestan que la referida declaración, recogida en la prensa nacional, refleja desconocimiento de la situación de cambios acelerados operados   la industria automotriz.

Indican las asociaciones que también dan muestra de desconocer el funcionamiento de las aduanas, de los métodos de valoración y los costos referenciados de los vehículos según   el Black Book (New Car Cost Guide).

Llaman a la sensatez y a la prudencia ya que la posición parcial asumida el CONEP y AIRD no    obedece a la verdad objetiva fundamentada en un estudio a profundidad   que aporte pruebas documentales irrefutables, sino que se suma a la “guerra mediática” de sus empresas afiliadas, n su afán de querer controlar    el mercado de vehículos nuevos y usados en el país.

Aclaran que reconocen el derecho que tiene la AIRD Y CONEP, en una sociedad democrática, plural, capitalista y de libre competencia, de defender sus empresas afiliadas, pero sin perjudicar y empañar, con denuncias infundadas sin aportar ninguna prueba fehaciente, el buen nombre de otro conglomerado empresarial.

Afirman que el sector de Vehículos Usados incorporado en ANADIVE tiene los mismos derechos consagrados por la Constitución y las leyes, y que por demás tiene un comportamiento ejemplar mostrado en los 35 años de vida institucional.

Subrayan que ellos y sus empresas afiliadas, siguen siendo la Red de Distribución por excelencia de las principales marcas de automóviles representados en el país, y esa relación comercial sostenida por años, no puede ser ignorada por intereses comerciales e intentos de control del mercado momentáneo.

Argumentan que el sector de vehículos usados genera miles de empleos directivos e indirectos, ahorra divisas, crea riquezas para el país, ayuda renovar el parque vehicular    y es uno de los grandes contribuyentes a la sostenibilidad del Estado con el pago de aranceles, arbitrios e impuestos internos.

Destacan que es un dinamizador por excelencia de las actividades económicas, pues engrosa la cartera de los bancos y los seguros, impulsa las ventas de respuestas y accesorios, combustibles y lubricantes, neumáticos, baterías y servicios mecánicos, entre otros.

“Ante el alegato de supuestos “incumplimientos en las normativas en las importaciones de vehículos usados y alteración a la equidad tributaria”, todos los que conocemos el negocio de automóviles, sabemos que los vehículos usados pagan más tributación por derecho de importación y usan menos divisas para la adquisición que las unidades nuevas, lo que parece estar al margen de toda lógica” Explican.

Insisten que los impuestos pagados por los vehículos usados importados por los asociados, tienen como valor de referencia una depreciación por año del valor de los nuevos importados por los concesionarios, al recalcar que   para que exista una subvaluación de las unidades de vehículos usados, debe existir una subestimación en el valor de los vehículos nuevos.

Aseguran que la Dirección General de Aduanas (DGA) viene aplicando modernos sistemas digitalizados de valoración aduanal y despacho de mercancías, que, de presentarse alguna alteración, como la denunciada por las organizaciones empresariales hubiese introducido las debidas correcciones de forma inmediata.

Reiteran que aspiran a poder operar en un ambiente de “sana competencia” en base a calidad y eficiencia, y poder ofertar al consumidor final, un producto bueno, a precio razonable y asequibles.

Expresan que las unidades de vehículos usados son de menos de 5 años de fabricación, adquiridos en las subastas de USA, Japón, Corea y países de la Unión Europea.  “Y aprovechamos para recordarles a los competidores comerciales, que este es un mundo de abundancia donde hay mucho para todos”

Subscribete a nustro canal de YouTube