Logo Proceso.com.do
Sábado, 1 de Octubre, 2022

Piden no se cometa injusticias en caso de niño muerto en Caipi

Citaron que en el centro no hay agua en las tuberías, lo que obliga a su personal a valerse de cubos y latas para almacenar el líquido

Santo Domingo.- La Federación  Nacional de Mujeres Trabajadoras  (FENAMUTRA) afirmó que no se puede cargar a una persona la muerte del menor Maikel Esmil de Castro Álvarez de un año en una estancia infantil en Pueblo Nuevo, San Francisco de Macorís, porque se trata de un problema sistémico que afecta ese servicio.

Al reiterar su solidaridad a los padres y familiares de Maikel Esmiil,  Manuel de Castro Tavares y Carleni Álvarez Muñoz, la presidenta de Fenamutra, Ruth Díaz expresó que están convencida que este hecho lamentable afecta al país , especialmente a la comunidad de San Francisco y sobre todo a los involucrados de manera directa la muerte del menor.

"No puede verse como un accidente simplemente si no que va más allá de lo que hoy podemos evaluar en cuanto al servicio ofrecido en esos centros que sin lugar a duda tienen deficiencias puntuales que hay que corregir de manera inmediata ", dijo la sindicalista.

"El Instituto Nacional de la Primera Infancia (INAIPI) debe mirar para sus adentros, revisarse y no pretender que con la cancelación y apresamiento de empleados solucionará  toda la situación", añadió.

Le invitamos a leer: Desacuerdo! Advierten reducción de presupuesto a Educación es inconstitucional

Citó entre esas deficiencias el hecho de que el menor Maikel Esmikl presuntamente se ahogó en una cubeta  porque en ese centro no hay agua en las tuberías, lo que obliga a su personal a valerse de instrumentos como cubos y latas para almacenar el líquido, lo que también los expone a un problema de salubridad.

“En estos momentos en la ciudad de San Francisco se viven momentos de dolor , luto e impotencia,  todas las familias vinculadas al centro de pueblo Nuevo están destrozadas , el centro cerrado y los niños y niñas que demandan este servicio en una incertidumbre , pero además el   personal está bajo un estado de ansiedad extrema que deberá ser sometido a tratamiento psicológico   porque las que laboran en ese centro también son madres y están sufriendo lo ocurrido. Lo correcto es dejar que fluyan las investigaciones que realiza el ministerio público para determinar las reales circunstancias de la muerte del menor”, concluyó.

Se recuerda que el niño Maikel Esmikl, de un año y 10 meses de edad, murió cuando supuestamente quedó dentro de una cubeta con agua que provocó que se ahogara en un Centro CAIPI en San Francisco de Macorís.

Subscribete a nustro canal de YouTube