Logo Proceso.com.do
Lunes, 26 de Septiembre, 2022

¿Qué pasará con el Guarocuya?, pregunta que muchos se hacen en Barahona

El emblemático Hotel Guarocuya, legado arquitectónico y emocional de la etapa más temprana del desarrollo turístico de la República Dominicana, se ha convertido en un símbolo de unidad de la provincia de Barahona, centro vital de la Región Suroeste del país.

El periodista  Tomás Aquino Méndez,  ejecutivo del periódico Listín Diario, y una de las voces más identificadas con los intereses de la Región Sur, pone de nuevo en primer plano la situación del hotel Guarocuya, luego de que el Gobierno del presidente Luis Abinader finalmente descartara la idea de construir un hospital en el área ocupada por el establecimiento de 60 habitaciones.

Tras preguntarse en un artículo publicado en el Listín: “¿Que pasa con el Guarocuya?  Aquino Méndez resalta que en Barahona “Todos coinciden en que la ubicación del hotel en el malecón de la ciudad es EXCELENTE para un proyecto hotelero, pero inadecuada para un hospital oncológico. El malecón es centro de encuentro para fiestas, bailes, manifestaciones, pero inadecuado para la paz, la tranquilidad y el descanso que requiere un paciente hospitalario con este tipo de dolencia”, apunta el comunicador.

Y enfatiza que la preservación del Hotel Guarocuya la exigen todos los sectores, sin importar banderías políticas o religiosas. “Hoy, sin embargo, ignoramos cual será el destino final del Guarocuya.

Al reconocer que el Guarocuya no funciona como hotel, luego de que el Gobierno suspendiera el contrato de arrendamiento cedido en 2014 al periodista Melton Pineda, Aquino Méndez indica que el local del Guarocuya ya no sería convertido en hospital y que tampoco será una escuela de formación hotelera.

Pero entiende que el hotel Guarocuya “es una edificación que requiere ser recuperada y abrirla a los visitantes que ven en este histórico lugar una zona de descanso y recreación”.

“Nuestras Expresiones de hoy van dirigidas a las autoridades de turismo, a Corpohotel y al presidente Abinader para que saquen el Guarocuya del LIMBO en que se encuentra esa estructura hotelera, inaugurada en l959. Los suroestanos ya tenemos definido lo que queremos, aunque las autoridades parecen no tenerlo claro. Deseamos que el Guarocuya, siga siendo el principal hotel de Barahona, la Perla del Sur”, subraya en su artículo Tomás Aquino Méndez.

El hotel Guarocuya fue originalmente arrendado el 3 de enero del año 1996 por RD$12,000 mensuales, a una persona identificada como José Sánchez Hiciano, sin que mediara un protocolo jurídico que avalara su contrato y sin fecha de vencimiento. En el 2014, el Gobierno de Danilo Medina le otorgó el arrendamiento a la inmobiliaria Pineda-Medina, representada por el periodista Melton y su esposa Altagracia Medina por un monto mensual  RD$18 mil 408 pesos, por un período de 27 años.

Trujillo y los primeros hoteles turísticos de RD

El hotel Guarocuya fue construido por el Estado en el año 1956, en la continuidad de una estrategia de desarrollo turístico puesta en marcha por la dictadora de Rafael Leónidas Trujillo para competir por la creciente cantidad de visitantes que llegaban al Caribe, principalmente de Estados Unidos y Europa, y donde el vecino Haití había logrado posicionarse como uno de los principales destinos de la Región.

En función de ese interés, Trujillo dispuso también la construcción de hoteles en el Distrito Nacional y en las principales provincias y zonas con potencial turístico en diferentes puntos del país.

El punto de partida de esta iniciativa del dictador dominicano, fue la construcción del  Malecón de Santo Domingo, inaugurado el 23 de Febrero de 1933 con el nombre del primer presidente de Estados Unidos, George Washington.

Sin embargo, el primero y hasta ese momento el único gran hotel turístico del país, ya había sido puesto en servicio el 16 de agosto de 1942, el majestuoso Hotel Jaragua,  construido por orden de Trujillo para recibir a los dignatarios y personalidades internacionales que participarían en el programa conmemorativo del primer centenario de la restauración de la República.

El Hotel Jaragua, diseñado por el arquitecto Guillermo González -considerado el padre de la arquitectura dominicana-  fue inaugurado por el dictador Trujillo, con la bendición de Monseñor Ricardo Pitini, arzobispo de Santo Domingo, y la entusiasta presencia de las principales figuras del régimen y de las principales figuras del mundo económico, académico y profesional de la época.

Después del Jaragua, los primeros hoteles con vocación turística construidos en la Capital Primada, fueron el Hotel Provincial, luego convertido en el hospital infantil Angelita y rebautizado como Robert Reid Cabral;  y el Hotel la Paz, hoy conocido como Hispaniola

El Hispaniola, que desde hace varios años dejó de operar como hotel, ocupa un amplio espacio donde el gobierno del presidente Abinader se propone desarrollar el principal centro de convenciones de la Región Metropolitana.

En ese mismo periodo fue puesto en servicio, en la Ciudad Colonial,  el Hotel Comercial, primer establecimiento de su tipo construido con capital privado en el país, en una zona que además fue remozada para atraer turismo interno e internacional hacia la primera capital de América.

Y la joya de la corona en materia de hotelería y turismo hasta la década del 50, fue nada más y nada menos que el hotel El Embajador, inaugurado el 12 de febrero de 1956. En el año 2019, durante la  primera edición del Galardón Luis Augusto Caminero, la Asociación Dominicana de Prensa Turística (ADOMPRETUR) reconoció al ahora “Embajador a Hideaway Hotel, del Grupo Barceló”, con la distinción de la excelencia hotelera, luego de que este establecimiento fuera remodelado y relanzado con una inversión de 40 millones de dólares

Los hoteles provinciales

Como parte del proyecto de desarrollo turístico trazado por Trujillo en el último tramo de su “reinado” de 31 años, fueron construidos el Hotel Matún, de Santiago; el Hotel Guarocuya, de Barahona; el Hotel Maguana, de San Juan de la Maguana; el Hotel San Cristóbal, de San Cristóbal; el Hotel Montaña, en Jarabacoa; el Hotel Suiza, en Constanza; el Hotel Caoba, en Mao; y el Hotel Marién, en Santiago Rodríguez. Durante este período también se puso en servicio el Hotel Hamaca, de Boca Chica, primer destino de playa del país y pionero del desarrollo turístico del Este, que incluye destinos tan reconocidos como Bávaro-Punta Cana, La Romana-Bayahibe y Juan Dolio-Guayacanes.

Luis José Chávez

Pte. Forum Iberoamericano de Periodistas de Turismo  (FIPETUR)

Cel.: (809) 299-8726

Subscribete a nustro canal de YouTube