Logo Proceso.com.do
Miércoles, 30 de Noviembre, 2022

Hospitales de Haití paralizarían por falta de combustible

Una nueva crisis en el sector de la salud de la Republica de Haiti ha sido planteada ante la posibilidad de que varios hospitales se vean obligados a cerrar por falta de combustibles para poder funcionar.

La Organización Nos Petits Frères et Sœurs ha dado la voz de alarma sobre la grave crisis de disponibilidad de combustibles que vive el país desde hace varios meses. Esta importante organización del sector de la salud anuncia que los hospitales Saint-Damien y Saint-Luc así como el Centre de Physiothérapie Sainte Germaine están amenazados con el cese de sus actividades a causa del combustible.

Según revela el diario haitiano Le Nouvelliste: “De hecho, debido a la no disponibilidad de combustible regular en el territorio nacional desde hace varios meses y debido a los recientes disturbios sociales en el país, nuestra reserva estratégica de combustible está disponible en el centro de energía “SMART GRID” de Saint- La Fundación Luc, que abastece de energía eléctrica a estos dos hospitales y al Centro de Fisioterapia, está casi agotada”, informa la Organización Nos Petits Frères et Sœurs en una nota.

"Lanzamos un SOS a los principales proveedores de combustible para permitir el rescate crucial de nuestra reserva para garantizar la continuidad de los servicios pediátricos para más de 153 niños hospitalizados y para más de 47 mujeres embarazadas en la maternidad de Saint-Damien; atención urgente y la hospitalización de más de 70 adultos, incluida la atención traumatológica en el Hospital Saint-Luc. A falta de financiación inmediata, no tendremos más remedio que observar la próxima interrupción de los servicios de atención a nivel de los dos hospitales (Saint-Luc y Saint-Damien) y el Centro de fisioterapia de Sainte Germaine de NPFS", señala la fiscalía.

El transporte publico afectado

“Además, a esta situación, se suma la disponibilidad de nuestros empleados, que se ve fuertemente afectada por el impacto de esta otra crisis de combustibles en el transporte público.

Una situación planteada esta semana por varios hospitales, incluido el hospital de la Universidad Estatal de Haití que funciona con una unidad de emergencia. Otras estructuras hospitalarias, incluido el hospital Saint Nicolas de Saint Marc, señalaron el impacto que la escasez de combustible podría tener en los hospitales y, en consecuencia, en la vida de los haitianos.

El centro hospitalario de Grand-Goâve observó oficialmente un paro laboral debido a la escasez de combustible, anunció la administración de ese hospital en una nota. A la espera de una resolución de esta crisis multidimensional, la terminal de Varreux, donde se almacena el 70% de los productos petrolíferos, sigue siendo inaccesible.

La Terminal

Mientras tanto sigue bajo control de las bandas la principal estación terminal de combustible del pais. "A principios de esta semana, Jimmy Chérizier, con un rifle M-4 colgado del hombro, parado en medio de barricadas de neumáticos y piedras en llamas, frente a la terminal, exigió el cierre de esta instalación donde se almacena el 70% de los productos derivados del petróleo de Haití. En este video subido a las redes sociales, el líder del G-9 balanceó: “Ustedes entrarán a esta terminal cuando estemos muertos. Es por nuestras entrañas que pasarás, Ariel”.

Piden al Estado que resuelva la crisis de combustible

La Asociación de Profesionales del Petróleo (APPE) ha pedido al Estado que haga accesible la terminal de Varreux para que las existencias, actualmente en cantidad suficiente, puedan abastecer a todas las estaciones de servicio antes de poder reabrirlas con los nuevos precios, con el fin de evitar que siendo asaltado y/o destruido, se lee en una carta del presidente de la APPE, Randolph Rameau, al ministro de Economía y Finanzas, Michel Patrick Boisvert, el 22 de septiembre de 2022.

“Las empresas petroleras han importado combustibles y actualmente cuentan con stocks suficientes para abastecer a las estaciones de servicio y sus clientes industriales. Sin embargo, el bloqueo de la terminal de Varreux no permite que los camiones accedan a ella y carguen combustible para su distribución”, según esta correspondencia.

La carta de APPE que pide al Estado que intervenga para hacer accesible la terminal de Varreux para que las estaciones de servicio se abastezcan y puedan vender a los nuevos precios llega en un momento de disputas en Puerto Príncipe y en provincias contra el ajuste realizado por la gobierno del señor Ariel Henry. El galón de gasolina pasó de 250 a 570 gourdes, el diesel de 353 a 670 gourdes y el queroseno de 352 gourdes a 670 gourdes.

Subscribete a nustro canal de YouTube